RayBeltran k25092014 f5f16El campeón mundial estadounidense Terence Crawford tiene indiscutibles cualidades en el boxeo. Basta mencionar su condición de imbatido y actual dueño de la corona ligera de la Organización Mundial (OMB) para respaldar esa afirmación.

Pero el talentoso “El Cazador” Crawford (24-0-0, 17 KOs) ha dado una muestra de sensibilidad al aceptar exponer el título ante el mexicano Raymundo “Sugar” Beltrán (29-6-1, 17 KOs) el 29 de noviembre en el CenturyLink Center, de Omaha, Nebraska.

Sin dudas, Beltrán merece esa oportunidad, pues ocupa el primer lugar de la clasificación de la OMB en las 135 libras. Pero la decisión de Crawford ha tenido en cuenta lo que considera una injusticia cometida por los jueces contra el azteca y que debió convertirlo en rey de la división.

Crawford estima que Beltrán se impuso inobjetablemente al entonces campeón escocés Ricky Burns, el 7 de septiembre de 2013, en Glasgow, Escocia, pero dos oficiales dieron votaciones opuestas y el otro entregó su boleta con similitud de puntos para ambos contendientes, lo que se tradujo en empate y le permitió a Burns retener el cinturón.

Vale añadir que Beltrán derribó a “Rickster” Burns en el octavo y además le produjo fractura en la mandíbula con uno de sus golpes en el segundo asalto. La lesión en el rostro de Burns requirió una intervención quirúrgica, en la cual al escocés la insertaron una placa de platino.

“Sentí que Beltrán hizo más que suficiente para ganar ese combate”, dijo Crawford a ESPNDeportes. “Desafortunadamente, él no obtuvo la victoria esa noche. Pero ahora vamos a enfrentarnos.

Más allá de la decisión personal de Crawford hay que añadir el injusto dictamen de la OMB, que no le ofreció la merecida revancha a Beltrán frente al escocés y en su lugar ordenó el pleito Crawford-Burns.

Seis meses después del empate entre Beltrán y Burns, el escocés sucumbió por fallo unánime ante Crawford, el 1 de marzo de este año, en Glasgow, Escocia, donde el local exponía la corona ligera por quinta ocasión.

“Sé que (Beltrán) llegará a lapelea sintiendo que hay algo allí que le pertenece”, precisó Crawford. “Se se siente como que el cinturón le pertenece y entrenará muy duro para conseguir lo que piensa que es suyo. Eso hará que hagamos una pelea muy buena”.

Crawford, de 26 años, viene de un convincente triunfo por nocaut en el noveno asalto ante el cubano Yuriorkis “El Ciclón de Guantánamo” Gamboa, el 28 de junio en Omaha, su ciudad natal y ante miles de seguidores.

Con mayor alcance y estatura, Crawford mostró un exquisito plan táctico a partir del quinto episodio, en tanto Gamboa, de 32, acució la falta de actividad competitiva y pobre defensa, que le pasaron factura ante el preciso boxeo de su oponente.

El pasado 12 de abril, “Sugar” Beltrán, oriundo de Los Mochis, Sinaloa y residente en Phoenix, Arizona, derrotó por unanimidad al afgano-canadiense Arash Usmane, en el hotel y casino MGM Grand de Las Vegas, donde disputaron la vacante OMB de Norteamérica (NABO, en inglés).

Comenta sobre este articulo