JulioCesarChavezJr k03102014 85806Llueve sobre mojado en la disputa contractual entre el boxeador mexicano Julio César Chávez Carrasco y la promotora Top Rank: el púgil asegura que ya es agente libre, en tanto la compañía afirma lo contrario.

El Junior Chávez, quien en su último enfrentamiento venció por unanimidad a Brian Vera, el 1 de marzo, en el Alamodome, de San Antonio, Texas, expresó hace pocas horas que había concluido el acuerdo con la entidad que dirige el empresario y abogado Bob Arum, lo que abre las puertas para iniciar conversaciones de cara a su próximo pleito.

“Tengo ofertas para pelear con Carl Froch en Estados Unidos y en Inglaterra, para pelear con el ganador de Gennady Golovkin y Marco Antonio Rubio, incluso para pelear en 158 libras con Floyd Mayweather Jr.”, dijo Chávez Carrasco vía telefónica a ESPN Deportes. “Vamos a ver qué es lo que viene, hay buenas cosas, esta vez elegiré lo mejor”.

Chavez Jr. (48-1-1, 32 KOs) también derrotó a Vera por unanimidad seis meses antes de la revancha, el 28 de septiembre de 2013, en el StubHub Center, de Carson, California.

Previo a esos dos duelos, el llamado Hijo de la Leyenda sucumbió por fallo absoluto ante el argentino Sergio “Maravilla” Martínez, en septiembre de 2012, en el Thomas and Mack Center, de Las Vegas, donde cedió al sudamericano el titulo mediano del Consejo Mundial (CMB).

“Me han dicho que ya se acabó mi contrato (con Top Rank), se venció el último día de septiembre”, añadió Chávez Jr a través del hilo telefónico desde California. “Creo que para la otra semana ya me van a informar (sobre el futuro)”.

Pero “una cosa piensa el borracho y otra el cantinero”, como reza el refrán cubano, ya que Top Rank afirmó que la información suministrada por el peleador no se ajusta a la realidad y el contrato se mantendrá firme hasta abril de 2016.

“Esa información es incorrecta”, dijo Daniel Petrocelli, abogado de Top Rank, a ESPNDeportes. “Está bajo contrato con Top Rank, metimos una demanda hace dos meses contra él en una corte federal en Nevada pidiendo que él se mantenga en contrato al menos hasta abril de 2016”.

Petrocelli reconoció que la representación legal de Chávez Jr. no está de acuerdo con el enfoque de Top Rank, por lo que fue preciso someter ambos criterios a la decisión de los tribunales, que será el órgano encargado de poner fin a la querella.

“Este proceso quizá no sea tan largo, probablemente el siguiente año podamos saber algo, la corte será quien decida”, reconoció Petrocelli. “él puede pelear bajo el cobijo de Top Rank cuando quiera, eso pasará hasta que el contrato acabe”.

Las discrepancias entre Chávez Jr. y Top Rank echaron por la borda un posible enfrentamiento entre el gladiador azteca y el campeón mundial kazajo Gennady Golovkin, pleito que parecía inminente unas cuantas semanas atrás.

Chávez Jr. de 28 años, ha reiterado que la pelea no se firmó porque a Arum buscaba – y busca- que firmara un contrato de extensión que a él como boxeador no le interesa.

Arum, sin embargo, ha señalado que Chávez Jr. rechazó las dos opciones que se se le ofrecieron: en la primera el benjamín Chávez Carrasco ganaría cierta cantidad de dinero y no habría extensión de contrato; en la segunda Chávez ganaría más dinero, pero tendría que extender el acuerdo.

Comenta sobre este articulo