SamSoliman k09102014 0d484Mississippi.-Una lesión en la pierna derecha del campeón mundial australiano Sam Soliman se convirtió en aliado del retador estadounidense Jermain Taylor para que este último conquistara el título mediano de la Federación Internacional (FIB), el 8 de octubre en Bilixi, Mississippi.

“Malas Intenciones” Taylor (33-4-1, 20 KOs) recibió fallo unánime ante “El King” Soliman (44-13-0, 18 KOs), quien sucumbió en la primera defensa del cinturón obtenido cinco meses antes en pelea revancha ante el alemán Félix Sturn, en Krafeld, Alemania.

Con mayor movilidad que el norteño, Soliman logró conectar los mejores golpes en la primera parte del pleito, que se caracterizó por los constantes agarres y la activa participación del árbitro Bill Clancy para separarlos desde el comienzo.

En el séptimo cambió el curso de la reyerta, cuando un gancho de Taylor se unió a un fallido swing de Soliman, quien cayó a la lona con su rodilla derecha lastimada. Ahí prácticamente se decidió el resultado del combate, pues varios impactos de Taylor sin mucha fuerza y en situaciones de agarres hicieron caer al monarca, imposibilitado de sostenerse en pie por el trauma.

Al perder el balance en encontronazos con Taylor, Soliman tocó la lona en el séptimo, octavo, noveno y undécimo rounds, lo que prácticamente provocó el revés, ante un rival que no mostró mucha técnica, ni grandes atributos para exhibir el cetro de las 160 libras.

Taylor, de 36 años, acumula ahora cinco victorias, la anterior por nocaut técnico en el séptimo round ante el colombiano Juan Carlos Candelo, el 14 de diciembre del pasado año en el Alamodome, de San Antonio, Texas.

Soliman, quien cumplirá 41 años el 13 de noviembre, había derrotado a Sturn, en forma unánime, en duelo revancha el 1 de febrero del pasado año en Dusseldorf, Alemania.

Pero la alegría por el triunfo duró poco, pues posteriormente se informó que Soliman había dado positivo en la prueba “A” a una sustancia estimulante conocida como metilsinefrina. De inmediato y si esperar por la segunda muestra, el éxito de Soliman fue cambiado a “No Contest” (Sin decisión).

Entonces Soliman fue suspendido nueve meses por la Federación Alemana de Boxeo (Bund Deutscher Berufsboxer, en alemán), aunque la muestra “B”, efectuada en un laboratorio de Estados Unidos, no reflejó trazas de ninguna sustancia prohibida.

A partir de ahí, Soliman y sus representantes reclamaron ante la FIB que se ratificara la victoria, pero la organización boxística evadió el problema, alegando que debía ser la BDB la responsable de revocar el fallo anterior. Pero la Federación Alemana no dio respuesta alguna y así se llegó al segundo encuentro en mayo de este año.

Diez meses después del controversial fallo, Sturn noqueó en el segundo asalto al británico Darren “Dazzling” Barker, en Stuttgart, Alemania, donde obtuvo el título mediano FIB. El inglés fue a la lona dos veces en ese fatídico round, lo que llevó a sus preparadores a lanzar una toalla al cuadrilátero para que el árbitro detuviera las acciones.

Vale precisar que Barker había conseguido la corona por fallo dividido ante el australiano Daniel “Real Deal” Geale, el 17 de agosto del pasado año en Atlantic City, Nueva Jersey. A su vez Geale se la arrebató a Sturn, también por decisión alterna, el 1 de septiembre de 2012, en Oberhausen, Alemania.

Después de cumplir la sanción, Soliman se impuso por nocaut técnico en el noveno episodio a su coterráneo Les Sherrington, el 11 de diciembre de 2013, en Victoria, Australia. En el duelo estaba en juego la vacante interina de la Asociación de Boxeo del Pacífico (PABA).

Comenta sobre este articulo