PacquiaoMayweather k09102014 a3a05Ni la presión de todos los amantes del boxeo, ni el interés de promotoras y de las principales organizaciones boxísticas. Ni siquiera las posibles ganancias o el respaldo de ricos patrocinadores definirá si se enfrentan el estadounidense Floyd Mayweather Jr. y el filipino Manny Pacquiao.

Desde mi modesta opinión solo el criterio y la voluntad de un hombre podría desbrozar el camino para que eso ocurra: Y ese hombre se llama ¡Floyd Mayweather Jr.!

Recientes declaraciones de Mayweather padre no aportan mucha luz al asunto, al expresar en forma contradictoria que están dispuestos a enfrentar a Pacquiao, pero que prefiere ver a su hijo en dos peleas fáciles antes que tome el camino del retiro.

“Me gustaría ver a Floyd tener un par de peleas en las que no enfrente a esos grandes y difíciles peleadores”, afirmó Mayweather Sr al sitio “FightHype.com”. “No digo que Floyd no vaya a pelear contra los mejores, porque ya lo ha hecho, pero a un par de peleas de terminar su carrera, solo digo que tal vez esas peleas deberían ser (frente a adversarios) fáciles”.

De inmediato el progenitor del púgil número uno del mundo hace un giro total y asegura que el astro filipino “PacMan” Pacquiao no es un oponente que pondría en riesgo el invicto del Junior Mayweather.

“Pacquiao será una pelea fácil para él”, añadió papá Mayweather utilizando el argumento de que el asiático no podría tumbar al mexicano Canelo Álvarez ni a su hijo y que ambos “acabarían con Pacquiao”.

A “Money” Mayweather, quien ostenta simultáneamente el cetro welter de la Asociación Mundial (AMB), así como el welter y súper welter del Consejo Mundial (CMB) le restan dos pleitos de su contrato con la promotora Showtime por valor de 200 millones de dólares.

Pero al margen de otros muchos detalles, Mayweather Jr. hizo exigencias que según su criterio no podrán violarse para avanzar hacia un presunto contrato con el asiático.

“La única forma que consiga una pelea conmigo es que firme con Mayweather Promotions. Si no puede hacer eso, entonces no peleará conmigo, enfatizó Mayweather Jr. “Así son los negocios ahora porque ahora yo tengo la ventaja. Yo estoy al mando”.

El argumento de Mayweather Jr. pone un muro casi infranqueable para que se enfrenten, toda vez que Pacquiao tiene contrato con Top Rank y cuando han existido negociaciones entre las dos compañías, las trabas han superado las buenas intenciones.

Hace poco Mayweather Jr. también señaló que la intención de Pacquiao es buscar una megapelea porque tiene dificultades con sus finanzas y no ha tenido ingresos sustanciales en los combates bajo el sistema de pago-por-evento.

“Pacman está desesperado por un gran pago, sus números de pague por ver son una broma”, precisó el estadounidense, considerado el mejor libra por libra del mundo en la actualidad. “La señorita Pacman está en quiebra y desesperada por ganar dinero”.

Por su parte, el Consejo Mundial (CMB) lejos de mostrar una posición fuerte, de exigencias a Mayweather Jr. como campeón de esa entidad, se limitó a considerar como “decepcionante” la falta de acuerdos.

“Es decepcionante que no tengamos la oportunidad de verlos pelear en el 2015 ó 2016, pero como sea haremos lo necesario para emplazarlos a pelear, poner la mesa lista para que puedan enfrentarse y terminar con ese duelo de egos, de diferencias económicas y todas esas cosas”, expresó Mauricio Sulaimán, presidente del CMB.

Lo inmediato, sin embargo, es que Pacquiao debe vencer al estadounidense Chris Algieri el próximo 22 de noviembre en la Cotai Arena, del Venetian Resort y Casino, de Macao, China, donde expondrá la corona welter de la Organización Mundial (OMB), que conquistó en pelea revancha frente a Timothy Bradley, el 12 de abril, en Las Vegas.

¿Habrá Mayweather Jr. vs Pacquiao? Mi apreciación es que si Pacquiao se presenta en excelentes condiciones físicas, técnicas y tácticas, y ofrece una convincente demostración ante Algieri, Mayweather Jr. utilizará cualquier argucia para evitar el encontronazo ante el tagalo, que podría poner en peligro su récord imbatido.

En la mente de Mayweather Jr. aparece como una obsesión dejar el deporte activo sin la mácula de una derrota. Y ese objetivo para él tiene mayor importancia que las ganancias, la presión derivada de los fanáticos, las promotoras o quien sea.

Todo lo demás entra en el fantasioso mundo de las especulaciones.

Comenta sobre este articulo