YoanPabloHernandez k27112014 b41eeSin despegarse, como si fuera su propia sombra, la mala suerte continúa interrumpiendo la carrera del cubano Yoan Pablo Hernández, campeón mundial crucero de la Federación Internacional (FIB).

Ahora Hernández (29-1-0, 14 KOs) sufrió otra lesión durante los entrenamientos, que le impedirá enfrentar al británico Ola Afolabi, el 6 de diciembre en la EWE Arena, ubicada en la ciudad germana de Oldenburg.

“Después de una sesión de guanteo el jueves 20 tuve problemas menores, pero se puso peor el viernes y no podía estirar correctamente mi brazo derecho”, dijo Hernández a “ESPNDeportes”. Entonces fui al médico de inmediato.

De acuerdo con los chequeos realizados, Hernández, quien radica desde hace años en Alemania, sufrió un trauma en el cartílago del codo derecho, que lo obligará a guardar reposo durante varios días, mientras recibe sesiones de terapia como parte del tratamiento.

La lesión, diagnosticada como el cartílago suelto, es similar a la que Hernández sufrió en su victoria por decisión dividida ante el ex campeón Firat Arslan el 16 de agosto, de acuerdo con Chris Meyer, director general de la empresa Sauerland Event.

Según Meyer, el pleito se programará cuando Hernández esté listo para asumir el reto ante “Kriptonita” Afolabi. “Deseamos una rápida recuperación de Pablo y esperamos que esta defensa obligatoria se pueda efectuar a principios de 2015”, señaló el directivo.

El pleito ante Ofolabi, quien reside en Los Ángeles, California, significaba la quinta defensa del título de Hernández, monarca desde hace tres años, cuando se impuso al estadounidense Steve “USS” Cunningham, en la ciudad alemana de Neobranderburgo.

“Pablo ha tenido tanta mala suerte, que es suficiente para toda la vida, dijo el avezado entrenador alemán Ulli Wegner. “Pero es un luchador (contra las vicisitudes) y volverá con más fuerza que antes”.

Y se han repetido con tanta frecuencia los episodios de lesiones que parece una burla el pseudónimo de Hernández: “El Hombre de Hierro”.

Días antes de esta incapacidad temporal, Hernández expresó que era la primera que podía entrenar sin lesiones, desde que le ganó por nocaut al zurdo francés Steve “Centurión” Herelius, en 2011.

“Parece que toda mi mala suerte se ha acabado’, había expresado Hernández al sitio “BoxingScene.com” al recordar el daño físico que le impidió entrenar a toda capacidad e incluso lo llevó al quirófano a inicios del pasado año.

Hernández aseguró que después de la última pelea ante el alemán Firat Arslan en agosto, “tuve la oportunidad de ir directamente de nuevo al gimnasio y prepararme para mi siguiente reto”.

Señalado favorito para imponerse a Afolabi y con una racha de 15 triunfos consecutivos, Hernández sufrió el único revés de su carrera ante el guyanés Wayne “El Gran Camión” Braithwaite, el 29 de marzo de 2008, en Kiel, Alemania.

Comenta sobre este articulo