Lemieux k3122014 ff8acUna vez más, el norteamericano Gabriel “King” Rosado saltará al ring como oponente del “Peleador A” de la promoción, cuando se enfrente al canadiense David Lemieux en el evento estelar de la cartelera “Brooklyn Brawl” que Golden Boy Promotions presentará este sábado en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York.

Rosado ha perdido sus últimos cuatro combates, aunque uno de ellos fue cambiado a sin decisión luego de que los resultados del antidoping que le realizaron a J'Leon Love al bajarse del ring dieran positivos a una sustancia dopante llamada hidroclorotiazida. Sin embargo, ha sido tratado con mucha injusticia solo por ser el boxeador del “Lado B” en esos enfrentamientos.

Creo firmemente que en sus peleas con Peter Quillin y J'Leon Love debió ser declarado ganador, ya que hizo mucho más por llevarse la victoria que sus adversarios, los cuales pertenecen a la cuadra del “Asesor” Al Haymon y ello los mantiene bajo un manto proteccionista que opera a discrecionalidad en el boxeo profesional.

Rosado posee muy bien boxeo, una tremenda resistencia física, se crece al castigo y sólo ha sido noqueado en dos ocasiones. La primera de ellas en 2009 ante Alfredo “Perro” Angulo y la segunda en 2013 contra Gennady Golovkin. En ninguna de las dos fue noqueado de forma efectiva.

Tras su derrota con Angulo, se creía que Rosado no estaba hecho para las carteleras transmitidas por canales premium, pero supo avanzar en su carrera con pasos bien firmes y logró ganar una eliminatoria de título mundial en el peso súper welter. Lo que le valió volver a ser visible para las grandes promociones y se arriesgó subiendo de división para retar al actual campeón mundial medio de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) el kazajo Gennady “GGG” Golovkin.

En este deporte a veces perdiendo ganas y eso fue precisamente lo que ocurrió con Gabriel Rosado, ya que a pesar de que recibió una paliza a manos de Golovkin, mostró mucho corazón y jamás se rindió.

El no tener ningún contrato de gestión o promocional por varias peleas, le da la libertad de elegir el mejor negocio que se le presenta en la mesa. Solo así podría entenderse por qué sigue combatiendo como peso medio y tomando peleas fuertes sin descanso.

A mediados del presente año, Gabriel Rosado debutó dentro del circuito de reciente creación Big Knockout Boxing (BKB) con un nocaut espectacular sobre su compatriota Bryan Vera, demostrando que tiene el poder para poner a dormir a sus rivales y que puede manejar un combate en el “infight”.

La riña que el “King” Rosado protagonizará este sábado con David Lemieux, un terrible pegador que volvió a aparecer en el mapa boxístico gracias al nocaut que le asestó a Fernando Guerrero en mayo pasado, huele a cloroformo y creo que el nocaut se lo anotará el “Boxeador B” de la promoción. Tal vez esa sea la única forma en la que Rosado pueda romper la racha negativa.

Crédito Foto: HBO

Comenta sobre este articulo