AmirKhan k10122014 5aa8eTodos guardaron silencio cuando Amir Khan estaba a punto de apagar las 28 velitas que adornaban su pastel de cumpleaños el 8 diciembre en un hotel de Las Vegas. Entonces alguien del grupo dijo: “Debes pedir un deseo y no revelarlo para que se te cumpla”.

El inglés “King” Khan cerró los ojos y de inmediato, con la rapidez de un relámpago, los abrió: “Quiero enfrentar a Mayweather Jr”, aseguró con gran energía y rompiendo la tradición, y el magnetismo que existía a su alrededor.

Sin embargo, antes de pensar en ese hipotético pleito que podría ocurrir en mayo próximo, Khan (29-3-0, 19 KOs) tiene un compromiso inmediato frente al ex campeón mundial estadounidense Devon “El Grande” Alexander, el 13 de diciembre, en el majestuoso hotel y casino MGM Grand de Las Vegas.

En ese pleito, Khan expondrá el título Plata welter del Consejo Mundial (CMB), que ganó en mayo por unanimidad ante Luis Collazo, también en la lujosa instalación del estado de Nevada.

“Estoy enfocado en Alexander”, dijo Khan ante un grupo de periodistas en el hotel Delano de la Ciudad del Pecado. “Pero después que lo derrote espero que la gente diga que merezco pelear contra Floyd y exigirán que él me enfrente”.

Tres victorias suma el británico, tras sucumbir por fallo dividido frente al estadounidense Lamont “Havoc” Peterson, en diciembre de 2011, cuando disputó los títulos de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y el de la Federación Internacional (FIB), ambos en la división súper ligera.

Siete meses después, Khan sufrió el más bochornoso revés de su carrera, al caer por nocaut técnico en cuatro asaltos ante el estadounidense Danny “Swift” García, en el hotel y casino Mandalay Bay Resort.

García, estadounidense con raíces puertorriqueñas, envió a la lona a Khan en el tercero y dos veces en el cuarto, para finalizar las acciones y retener los cetros que había arrebatado al argentino Lucas Matthysse, quien lo obtuvo por nocaut en el tercero versus “Havoc” Peterson.

Al referirse a esos dos fracasos, Khan enfatizó que todas las cosas ocurren por alguna razón, pero al mismo tiempo aseguró que ahora es un púgil más fuerte e inteligente que el que era en aquel momento.

“He crecido en esta división”, argumentó Khan. “Y en estos meses que he estado fuera del cuadrilátero, Virgil (Hunter, su entrenador), ha corregido mis errores. Trabajó en mi equilibrio y en la defensa. Hizo que me diera cuenta de que aunque soy un boxeador de ataque, tengo que reconocer el momento preciso para pasar a la ofensiva”.

Khan reconoció la importancia de tener una buena actuación ante Alexander, de cara a ser el elegido como adversario por el mejor libra por libra del mundo.

“Esto es definitivamente una audición o un ensayo general para una pelea con Mayweather”, explicó Khan. “Ahora seré la atracción principal en el MGM, la majestuosa arena de Las Vegas. Y me permitirá imaginar cómo sería cuando esté en contra de Floyd Mayweather, la pelea más importante de mi carrera”.

Cuando le preguntaron sobre su combate inmediato, Khan expresó: “Alexander es un boxeador muy fuerte y viene a pelear. Resulta bastante incómodo por su guardia zurda y tiene potencia en ambas manos. Así que es muy peligroso”.

En su más reciente pleito, Alexander, de 27 años, venció por unanimidad a Jesús Soto Karass, el 21 de junio, en el StubHub Center, de Carson, California. Antes había perdido la corona welter de la FIB ante su coterráneo Shawn “Showtime” Porter, el 7 de diciembre de 2013, en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York.

Comenta sobre este articulo