Rigondeaux k30122014 09878Osaka (Japón).-Lejos está el cubano Guillermo Rigondeaux de ser un especialista en pirotecnia con fines de diversión o espectáculo. Pero el “Chacal” prometió que habrá fuegos artificiales cuando se enfrente al japonés Hisashi Amagasa la noche del 31 de diciembre en Osaka, Japón.

Limitado a un solo combate en los primeros 11 meses de 2014, el zurdo cubano busca darle colorido a su próxima actuación en la tierra del Sol Naciente y para ello hizo alusión a la forma tradicional de despedir el año en infinidad de países del mundo.

“Verán sobre el ring un espectáculo de fuegos artificiales en la víspera del arribo a 2015”, dijo Rigondeaux, súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y monarca de la Organización Mundial (OMB).

Será ese último título el que expondrá Rigondeaux (14-0-0, 9 KOs) ante Amagasa (28-4-2, 19 KOs), quien es campeón pluma de la Federación Oriente-Pacífico (OPBF), pero decidió bajar de peso para enfrentar al invicto cubano radicado en Miami desde hace algunos años.

Rigondeaux, quien el 30 de septiembre cumplió 34 años, derrotó por nocaut técnico en el primer asalto al zurdo tailandés Sod Kokietgym, el 19 de julio, en la sala Cotai, del hotel y casino Venetian, de Macao, China. Es su única actuación en 2014 y coincidentemente fue en Asia.

Y de ahí que con poco tiempo de preparación, pero necesitado de mantener la actividad a toda costa, Rigondeaux aceptó la invitación de pelear frente a Amagasa en Japón, donde el nacido en Santiago de Cuba es un héroe por su forma de pelear y sobre todo por los triunfos en el campo amateur y ahora en el profesionalismo.

“Japón es un mercado perfecto para Guillermo y él así lo ha entendido”, expresó Kenji Sato, hijo de padre japonés y madre cubana, quien fue el encargado de viajar a Miami para extender la invitación al púgil caribeño. “Allá él puede convertirse en la mayor estrella del boxeo”.

Sato precisó que los japoneses tienen gran respeto por las virtudes boxísticas de Rigondeaux a quien “admiran por su técnica depurada, por su arte. Esta pelea del 31 de diciembre puede ser el comienzo de una fructífera relación en un mercado muy leal”, añadió.

A pesar del corto entrenamiento para rivalizar con Amagasa, Rigondeaux eliminó cualquier preocupación en cuanto a que no llegue al pleito en condiciones óptimas: “Siempre me he mantenido en buena forma física en espera de la oportunidad”, afirmó Rigondeaux.

Y casi de inmediato lanzó su permanente reto a los otros monarcas: “Como he expresado en todo momento, estoy dispuesto a enfrentar al que sea y donde sea. Un campeón no se esconde. Al menos un campeón como yo”.

En ese sentido, Gary Hyde, manejador de la carrera de Rigondeaux, precisó que el también imbatido mexicano Leo “Terremoto” Santa Cruz (20-0-1, 16 KOs), campeón del Consejo Mundial (CMB) está “seriamente interesado en enfrentar a Rigo” en un pleito de unificación en las 122 libras.

Comenta sobre este articulo