InoueNarvaez k31122014 e4ca0Tokio.-El japonés Naoya Inoue se convirtió en una pesadilla para el argentino Omar Narváez, quien perdió por nocaut en el segundo asalto la corona súper mosca de la Organización Mundial (OMB), el 30 de diciembre, en el Gimnasio Metropolitano de Tokio.

Campeón mundial minimosca del Consejo Mundial (CMB), Inoue, de solo 21 años, saltó dos divisiones para enfrentar al “Huracan” Narváez, de 39, y con una larga experiencia en los trajines del cuadrilátero, que también incluye 16 defensas exitosas del cetro mosca de la OMB.

Bastaron pocos segundos del campanazo inicial para que no quedaran dudas de que Inoue sería el ganador y mucho antes del límite de 12 asaltos. Una fuerte e inesperada derecha al rostro de Narváez (43-2-2, 23 KOs) envió al sudamericano a la lona.

Tras el obligado conteo, el monarca intentó rehuir el combate y desplazarse por el cuadrilátero, pero su fogoso adversario lo persiguió y nuevamente lo hizo besar el tapiz con un gancho de izquierda.

Después de esporádicas acciones de uno y otro peleador, en los que Ioue mostró buena técnica, convicción y seguridad, llegó el gong que detuvo momentáneamente las acciones. En esos instantes, el ambiente era de total incertidumbre en la esquina de Narváez.

Ya en el segundo, Narváez intentó moverse y esperar una brecha para contragolpear, pero Inoue con el aplomo de un boxeador experimentado, coló su derecha a la cabeza de su oponente y éste volvió a caer al tapiz.

Casi de inmediato, Inoue consiguió una combinación que acabó con la resistencia del “Huracán” Narváez. Dos jabs de izquierda, seguido de una derecha y un gancho de la mano siniestra al hígado acabaron el pleito.

Con sus rodillas sobre la lona, Narváez escuchó la cuenta completa del árbitro estadounidense Lou Moret. Al observar que no se había podido recuperar, el oficial decretó el nocaut, que permitió al asiático conquistar el ansiado cinturón de las 115 libras.

Narváez se había adueñado del título súper mosca, al vencer en 12 intensos asaltos al nicaragüense Everth Briceño, el 15 de mayo de 2010. Después lo defendió en tres ocasiones ante Víctor Zaleta, César Seda y William Urina, todas por fallos unánimes.

Pero en el siguiente pleito Narváez fracasó en su intento de conquistar el título gallo, cuando el filipino Nonito “Flash” Donaire, se impuso por unanimidad el 22 de octubre de 2011 en el Madison Square Garden, de Nueva York. En esos momentos Donaire era el campeón de la Organización y el Consejo Mundial (OMB y CMB).

Posterior al fracaso, Narváez regresó a las 115 libras y a partir de ahí mantuvo la hegemonía con otras ocho victorias, la más reciente por unanimidad ante Felipe Orucuta, el 19 de septiembre, en Córdoba, Argentina.

Inoue exhibía dos victorias este año, ambas antes del límite. En abril le arrebató el título minimosca del CMB al mexicano Adrián “Confesor” Hernández, quien cayó anestesiado en el sexto episodio durante la quinta defensa del cinturón.

Cinco meses más tarde, Inoue dejó sobre el tapiz en el undécimo round al tailandés Samartlek Kokietgym, el 5 de septiembre en Tokio, donde Inoue hizo la primera y única defensa de su reinado.

Comenta sobre este articulo