Rocky-Martinez-vs-Orlando-Salido bf385Cuando se enfrentan dos fuertes pegadores como el mexicano Orlando Salido y el puertorriqueño Román Martínez, los fanáticos presentes en la instalación deben permanecer muy atentos a los intercambios, porque el combate puede terminar por la vía rápida en cualquier momento.

Reconocidos ambos por la potencia de sus puños, el duelo “Siri” Salido (42-12-2, 29 KOs) versus “Rocky” Martínez adquiere todos los ingredientes para mantener en vilo a los que asistan el 11 de abril al coliseo José Miguel Agrelot, de San Juan, la capital puertorriqueña.

Salido, de 34 años, expondrá la corona súper pluma de la Organización Mundial (OMB), en tanto Martínez, de 32, tratará de recuperarla, después de cederla por nocaut en el octavo asalto ante el estadounidense Miguel Angel “Mikey” García, el 9 de noviembre de 2013, en Corpus Christi, Texas.

Y aunque Salido es consciente que suma cinco triunfos sin reveses ante los púgiles boricuas, reconoce la complejidad del enfrentamiento que se avecina, que los organizadores promocionan bajo el sugerente calificativo de “La Guerra”

“Sé que no será una pelea fácil”, dijo Salido en rueda de prensa en la capital puertorriqueña, donde ambos boxeadores informaron que se concretado el acuerdo. “Será una pelea en la que todo el mundo estará de pie”.

Con 19 años sobre los encordados, Salido ha ostentado en el pasado los cinturones pluma de la Federación Internacional (FIB) y de la Organización Mundial (OMB).

Este último lo obtuvo con un espectacular e inesperado nocaut en el octavo round frente a Juan Manuel López, el 10 de abril de 2011, en el coliseo Rubén Rodríguez, de Bayamón, Puerto Rico.

Como “Juanma” López se encontraba en la cima de su carrera, algunos especialistas consideraron que Salido había tenido un día afortunado, en el que influyó sobremanera el factor sorpresa y algo de falta de preparación por parte de López.

Pero casi un año después, Salido despejó dudas en la revancha, al anestesiar nuevamente en el décimo episodio al ídolo de la afición boricua, el 10 de marzo de en el coliseo Roberto Clemente, de San Juan.

Confirmando la solidez de sus puños, Salido en su más reciente combate noqueó al tailandés Terdsak Kokietgym, aunque antes sufrió cuatro caídas en Tijuana, Baja California, México, donde disputaron el título interino en las 130 libras de la OMB.

Pero “Rocky” comprende que esta puede ser la última oportunidad de conquistar un cetro universal y se ha preparado en forma exquisita, pues sabe que su oponente le exigirá el máximo.

“Lo que tengo en mente ahora es volver a ser campeón mundial”, dijo Martínez, quien desea acabar la hegemonía de Salido frente a sus compatriotas. “Iré a darle una gran pelea a la gente y exhorto a todos a que vean esta gran guerra”.

Martínez se impuso por la vía del sueño en el segundo capítulo al ghanés Herbert Quartey, el 20 de diciembre último, aunque ese triunfo no es de gran trascendencia, ya que el africano radicado en Estados Unidos desde hace cuatro años no tiene un récord sobresaliente, con 12 victorias y 11 reveses en las filas rentadas.

Comenta sobre este articulo