WilliamPrado k18022015 c367cNo le fue bien al múltiple ex campeón mundial Nonito Donaire en las 126 libras y por ello decidió regresar a la categoría súpergallo, de la que emigró hace casi dos años tras sucumbir ante el cubano Guillermo Rigondeaux.

“El Flash” Donaire (33-3-0, 21 KOs) enfrentará al brasileño William Prado (22-4-1, 15 KOs), el 28 de marzo en la Arena Asia, de la ciudad de Pasay, en Manila, la capital filipina.

Donaire, quien se trasladó hacia Estados Unidos cuando era un niño y ha vivido en San Leandro, en la parte norte de California, efectuará ante Prado la cuarta pelea de su carrera en su nativa Filipinas y la primera desde 2009.

“Estoy muy emocionado de regresar a las 122 libras”, dijo Donaire, quien tiene como entrenador a su padre en Oakland, California. “Espero que en esta división pueda mostrar más velocidad y poder”.

El asiático explicó que comenzó la preparación en diciembre y ha estado entrenando en forma diferente a como lo hacía en el pasado. “He trabajado más en los aspectos técnicos y tácticos y estoy en mejor forma competitiva”.

Casi obligatorio resultó el descenso de Donaire hacia las 122 libras, después del impactante nocaut que le propinó el jamaiquino Nicholas Walters el 18 de octubre en el StubHub Center, de Carson, California.

Más aún cuando “El Hombre Hacha” subestimó a Donaire al asegurar que no le pasaría del sexto asalto. Y en ese episodio Walters literalmente destrozó al asiático con un derechazo al rostro que provocó una gran sorpresa entre las más de nueve mil personas que asistieron a la instalación.

Como prueba de que nada tiene que hacer en ese peso, Donaire afirmó que había entrenado fuerte, pero que Walters cumplió con las exigencias de un campeón, ya que mostró buen boxeo, segura defensa y fuerte pegada.

“Lo siento mucho por la gente que vino a verme”, dijo entonces Donaire con aire de humildad. “Me dio un golpe que simplemente me noqueo. Es un peleador increíble y me tengo que quitar el sombrero ante él. No puedo disminuir en nada el triunfo de Walters”.

Antes del fracaso, Donaire había obtenido dos éxitos en la categoría pluma, el más reciente por votación de los jueces en cinco asaltos ante el surafricano Simpiwe “V12” Vetyeka, en la Cotai Arena, del Venetian Resort y Casino, de Macao, China, donde conquistó el título de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB).

El enfrentamiento se suspendió a la altura del quinto asalto, debido a que Donaire sufrió una herida en el rostro, producto de un cabezazo de Vetyeka en el primer round, que el árbitro Luis Pabón consideró accidental. Al momento de detener las acciones, las boletas de los tres jueces marcaban 49-46 favorable al tagalo.

Donaire había emigrado de las 122 libras tras el descalabro por decisión unánime ante “El Chacal” Rigondeaux, el 13 de abril de 2013, en el Radio City Music Hall, de Nueva York, donde cedió el cetro de la Organización Mundial (OMB).

El traspié ante el zurdo nacido en la oriental provincia de Santiago de Cuba provocó una innegable frustración en Donaire, quien sumaba 30 victorias consecutivas en los 12 años anteriores.

El brasileño Prado, de 31 años, no parece un adversario de consideración para Donaire, pues carece de resultados relevantes en el pugilismo rentado.
El pasado abril se impuso por nocaut en el primer asalto a su coterráneo Marcelo Bispo, debutante en el boxeo de paga.

Antes Prado cayó por nocaut en el tercero ante el británico Scott Quigg, el 29 de junio de 2013 en Lancashire, Reino Unido de Gran Bretaña. Vale mencionar que Quigg es el monarca “regular” de la AMB, título que alcanzó al ser elevado a “súper campeón” el cubano Rigondeaux.

Comenta sobre este articulo