WardFroch 2015 c9939Después de un prolongado letargo, al fin se acerca el ansiado regreso del invicto púgil estadounidense Andre Ward, considerado uno de los mejores libra por libra del pugilismo en años recientes.

Distanciado del cuadrilátero desde noviembre de 2013por lesiones y un una disputa contractual con la compañía Goosen Promotions, “El Hijo de Dios” Ward (27-0-0, 14 KOs) ha sido conminado a un pleito “obligatorio” contra el británico Carl “La Cobra” Froch (33-2-0, 24 KOs), su rival también en 2011.

Para reavivar la carrera de Ward, el Comité de Campeonatos de la Asociación Mundial (AMB) ordenó el duelo revancha entre Ward, súper campeón de las 168 libras, y Froch, monarca regular de la propia organización.

Ambos campamentos tienen 30 días para alcanzar un acuerdo y efectuar la pelea en un plazo de 120 días, o de lo contrario se efectuará una subasta para definir la compañía que organizará la confrontación.

Ward, de 31 años, se impuso por unanimidad en el pleito anterior, disputado el 17 de diciembre de 2011 en el Boardwalk Hall, de Atlantic City, Nueva Jersey. Pero el inglés consideró desacertada la decisión arbitral, lo que disgustó al norteño.

En esa ocasión, Ward unificó el cetro con el del Consejo Mundial (CMB) que poseía Froch, quien nació y reside en la ciudad inglesa de Nottingham.

“Merecí la victoria, fui el mejor hombre esa noche”, dijo con altanería Froch en entrevistas posteriores.

Y con la intención de disipar cualquier duda, Ward aceptó concederle la revancha, la que se postergó por diversas razones, principalmente por traumas en la mano derecha del estadounidense y posiciones irreconciliables en las negociaciones.

Nueve meses después, el 8 de septiembre, Ward noqueó en el décimo asalto a su coterráneo Chad “El Malo” Dawson, en Ontario, Canadá, donde el derrotado fue a la lona en el tercer, cuarto y décimo rounds.

Una nueva lesión durante los entrenamientos, obligó a Ward a mantenerse lejos de la actividad competitiva, incluso hubo que suspender un combate programado ante el estadounidense Kelly Pavlik.

Ante la duda de cuánto tiempo necesitaría para recuperarse completamente, el CMB declaró a Ward “campeón emérito” en receso, con la oportunidad de enfrentar al titular en activo al momento que estuviera en condiciones de regresar al encordado.

Un año y dos meses necesitó Ward para estar en forma nuevamente. Y en su “come back” venció por unanimidad al dominicano Edwin “La Bomba” Rodríguez, el 16 de noviembre de 2013, en Ontario, Canadá, donde ambos fueron penalizados por el árbitro por actitud antideportiva.
Un día antes del pleito, Rodríguez no cumplió con el peso establecido de las 168 libras, por lo que fue multado y subió al cuadrilátero sin la posibilidad de conquistar la corona en caso de que hubiera salido vencedor.

Desde entonces y hasta hace pocos días, Ward estuvo envuelto en una lucha ante los tribunales por librarse de un leonino y confuso contrato con Goosen Promotions. Resuelto el asunto y entonces con posibilidad de unirse a otra empresa, el astro firmó con Roc Nation Sports.

Comenta sobre este articulo