WardFroch k06042015 ffff8Aunque todavía transcurren las negociaciones y no hay un acuerdo definitivo en cuanto a la fecha y el lugar de la pelea, el invicto estadounidense Andre Ward y el británico Carl Froch mantienen diferencias irreconciliables por la posible sede del combate revancha entre ambos.

Súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) en las 168 libras, “El Hijo de Dios” Ward (27-0-0, 14 KOs) deberá enfrentar a “La Cobra” Froch (33-2-0, 24 KOs), monarca regular de la propia organización, en pelea obligatoria, según ordenó el Comité de Campeonatos de la AMB.

Eddie Hearn, promotor de Froch, confirmó que sostiene conversaciones con Roc Nations Sports (promotora de Ward), y que si su compañía es la responsable de organizar el pleito, éste se efectuaría en Nottingham, a orillas del río Trent, y 177 kilómetros de Londres, la capital británica.

Hearn indicó que el anterior compromiso – que gano “injustamente” el norteño por unanimidad en diciembre de 2011-, se efectuó en Estados Unidos, por lo que su representado tiene el derecho a ser anfitrión ante su público.

“El Reino Unido de Gran Bretaña es una cosa y Nottingham otra diferente”, dijo Ward a Sky Sports, al responder declaraciones de Hearn y Froch. “Ellos están diciendo que vinieron a Estados Unidos, por lo que yo debo ir ahora a Nottingham”.

Considerado entre los mejores libra por libra del mundo, Ward, de 31 años, se impuso a Froch en el torneo “Super Seis”, disputado en Atlantic City, Nueva Jersey.

El astro estadounidense precisó que él no tuvo las ventajas que ofrece ser un boxeador local porque Atlantic City, se encuentra a miles de millas de su residencia en Oakland, California, ubicada en la parte oeste de la nación americana, mientras el choque se efectuó en la porción este.
“En aquella pelea ambos estuvimos fuera de nuestro sitio de residencia”, añadió Ward. “Y no aceptaré pelear en Nottingham. Si lo desean, hacemos el combate en el estadio de Wembley, pero no en Nottingham”.

“No creo que venga a pelear en Inglaterra”, dijo Froch al referirse a las palabras de su posible oponente. “Ni siquiera estoy seguro que pueda hacer el peso de las 168 libras. Ganó la medalla olímpica en la división semipesada y existen versiones que anda alrededor de las 200 libras”.

Ward está distanciado del cuadrilátero desde noviembre de 2013 por lesiones y una disputa contractual con la compañía Goosen Promotions, la que finalmente se resolvió.

Cuando se impuso a Froch el 17 de diciembre de 2011 en el Boardwalk Hall, de Atlantic City, el inglés consideró desacertada la decisión arbitral, lo que disgustó al norteño, quien para acabar con las dudas aceptó concederle la revancha.

Pero el segundo enfrentamiento se postergó por diversas razones, principalmente por traumas en la mano derecha del estadounidense y posiciones irreconciliables en las negociaciones.

Nueve meses después, el 8 de septiembre, Ward noqueó en el décimo asalto a su coterráneo Chad “El Malo” Dawson, en Ontario, Canadá, donde el derrotado fue a la lona en el tercer, cuarto y décimo rounds.

Una nueva lesión durante los entrenamientos, obligó a Ward a mantenerse lejos de la actividad competitiva, incluso hubo que suspender un combate programado ante el estadounidense Kelly Pavlik.

Ante la duda de cuánto tiempo necesitaría para recuperarse completamente, el CMB declaró a Ward “campeón emérito” en receso, con la oportunidad de enfrentar al titular en activo al momento que estuviera en condiciones de regresar al encordado.

Un año y dos meses necesitó Ward para estar en forma nuevamente. Y en su “come back” venció por unanimidad al dominicano Edwin “La Bomba” Rodríguez, el 16 de noviembre de 2013, en Ontario, Canadá, donde ambos fueron penalizados por el árbitro por actitud antideportiva.

Un día antes del pleito, Rodríguez no cumplió con el peso establecido de las 168 libras, por lo que fue multado y subió al cuadrilátero sin la posibilidad de conquistar la corona en caso de que hubiera salido vencedor.

Desde entonces y hasta pocos días, Ward estuvo envuelto en una lucha ante los tribunales por librarse de un leonino y confuso contrato con Goosen Promotions. Resuelto el asunto y entonces con posibilidad de unirse a otra empresa, el astro firmó con Roc Nation Sports.

Comenta sobre este articulo