Anabel-Avispa-Ortiz 91e48La campeona mundial mexicana Anabel “Avispa” Ortiz expondrá su corona peso mínimo (105 Lbs. / 47.6 Kgs) de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), ante la japonesa Nana Yoshikawa.

El encuentro se llevará a cabo en el Centro Sangyo Shinko, en Sakai, Osaka, Japón, el próximo miércoles 29 de abril de 2015. El promotor es Sakai Higashi, de Mitsuki Promotions y estará regulado por la comisión de Boxeo de Japón.

Será la cuarta defensa de la corona que la “Avispa” obtuvo hace casi dos años en Tokio, en julio de 2013, cuando destronó por decisión dividida a la campeona japonesa Etsuko Tada, quien por entonces hacía la décima defensa de su título. Posteriormente Ortiz le dio la revancha a Tada, y le volvió a ganar por decisión dividida en Querétaro, México, el pasado noviembre.

La pequeñita Anabel, de 1.53m (5? 0?) de estatura se enfrentará a una difícil rival, mucho más alta y con más alcance que ella, pues Yoshikawa mide 1.64m (5? 4½?). “No importa, me gustan grandotas”, dijo Ortíz. La japonesa recibe la oportunidad de disputar un campeonato mundial en la que será apenas su quinta pelea. Su foja dice que va invicta con 4 triunfos (KO 2), sin empates.

A sus 28 años, la azteca ha sido campeona mundial peso mínimo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que ganó en octubre de 2009 cuando derrotó a la norteamericana Carina Moreno por decisión unánime. También obtuvo la corona Silver peso mínimo del CMB, al vencer a su compatriota Ivoon “Chiquita” Rosas, en octubre de 2011. De las 19 peleas que lleva, 10 han sido por título mundial, ya sea disputando o defendiendo. Cuenta en su haber con 16 triunfos (KO 3) y 3 derrotas (KO 1).

El mote de “Avispa” se lo dieron a Ortiz por su rapidez en el ring. Ahora hará su cuarta defensa, pero hubo un momento en que casi se retira del boxeo. “El triunfo ante Etsuko Tada fue para mí como un tanque de oxígeno. Gané el campeonato mundial después de casi un año de inactividad y en momentos en que me pensaba retirar.

Ortíz sintió atracción por las peleas desde muy niña, cuando hacía exhibiciones en la escuela primaria “Luis Gutiérrez”, y luego en la secundaria “Antonio Caso”, en Lomas de Sotelo, en el Distrito Federal. “Desde los cinco años practiqué karate, pero no me gustó y después un amigo me llevó a un gimnasio de boxeo en el que encontré el deporte de mi vida. Me di cuenta que tenía facultades para destacar y gané en dos ocasiones el torneo Guantes de Oro en la Arena México”.

A los 17 años, y luego de alrededor de 130 peleas como aficionada, Anabel quedó embarazada y se retiró durante 12 meses, tras de los cuales regresó como profesional, para mantener a su bebé. En su tercera pelea, en mini mosca, ganó el título nacional de México, luego volvió a quedar embarazada y tuvo que hacer otro alto en su carrera, por un año, mientras nacía su hija Evelyn.

Se muestra satisfecha de que los promotores ya se animan a poner boxeo femenino en las peleas estelares de las veladas, “sólo falta que nos paguen igual que a los hombres, a todas nos cuesta llegar arriba”, dijo. Ortiz destaca por ser una pugilista de mucha técnica, golpea bien al cuerpo, tiene precisión en sus golpes y crece en su ánimo conforme avanza el combate.

De su rival dice que “tiene una pegada respetable. Nada de confiarnos. Sé que tiene la derecha fuerte, pero si hago buena preparación, no tiene por qué ganarme”.

Nana Yoshikawa disputará una corona mundial a sus 36 años, y con apenas su quinta pelea en el boxeo rentado. Actualmente ocupa el lugar número 9 en el ranquin de la AMB. Su entrenador y esposo comenta que Yoshikawa tuvo más de cien peleas como aficionada, y que fue 3 veces campeona nacional de Japón, en las divisiones mosca, gallo y pluma.

Aunque la pelea será en Japón, la retadora arribó a México desde el 10 de febrero, para entrenarse en la altura de Ciudad de México con sparrings mexicanas. “Elegimos la Ciudad de México para entrenar porque sabemos que aquí, con la altura de la Ciudad y sin distracciones, podemos lograr una gran preparación”, manifestó.

Comenta sobre este articulo