Mayweather k15042015 cf0aeLas Vegas.-Casi 20 años de exitosa trayectoria deportiva y una fortuna que sobrepasa los 400 millones de dólares, son motivos suficientes para que el boxeador estadounidense Floyd Mayweather Jr. piense en colgar los guantes en una fecha cercana.

Invicto en 47 combates, 26 ganados por la vía del cloroformo, “Money” MayweatherJr. enfrentará al filipino Manny Pacquiao, el 2 de mayo en la sala Garden, del hotel y casino MGM Grand de Las Vegas, donde se vaticina se romperán varios récords del pugilismo.

Para Mayweather Jr. de 38 años, será la quinta pelea de un contrato exclusivo de $ 200 millones con Showtime/CBS, que comenzó con triunfo unánime ante el estadounidense Robert “El Fantasma” Guerrero en mayo de 2013.

Cuatro meses después venció a Saúl “Canelo” Álvarez (fallo mayoritario que debió ser unánime). Y en los dos siguientes doblegó al argentino Marcos “El Chino” Maidana, en mayo y septiembre del pasado año.

“Mi último combate es en septiembre”, dijo Mayweather hace pocas horas. “Podría ser en la nueva arena que se construye en Las Vegas, pero debo analizarlo con mi equipo, porque el Grand Garden es mi casa”.

Esa fue la respuesta del múltiple campeón estadounidense a una pregunta relacionada con la posibilidad de pelear en la instalación que se construye en la avenida conocida como Las Vegas Boulevard, tendrá capacidad para 20 mil espectadores y estará terminada en los últimos meses del presente año.

“Soy honesto y eso es una cualidad mía”, añadió. “Hay algunas propuestas para que continúe, pero ya no hay nada más que me motive a continuar boxeando. Haré una pelea más y después no habrá otro contrato. Me encanta la relación que he tenido con Showtime y CBS y creo que no podré agradecerles lo suficiente que han hecho conmigo”.

De acuerdo con las predicciones, el Mayweather-Pacquiao generará alrededor de 500 millones de dólares, 180 a la cuenta del norteño y 120 para el tagalo. Ambos serán los deportistas con mayores ingresos en 2015, independiente de la disciplina que se trate.

El norteño añadió 105 millones de dólares en 2014, de acuerdo con la revista Forbes, que lo ubicó como el deportista con mayores ingresos por tercer año consecutivo.

Pacquiao por su parte, se embolsó $ 41,8 millones, undécimo en la lista de 2014 y con ganancias de 335 millones a lo largo de su carrera.

Como consecuencia del gran interés que está provocando el pleito, se da por sentado que las compras del PPV superarán los tres millones en EEUU, Canadá y Puerto Rico, sin importar que cada cliente tendrá que pagar cerca de 100 dólares por observar la transmisión.

Las entradas en taquillas rondarán los $ 10 mil, aunque los asientos de VIP cercanos al cuadrilátero en la sala Garden, costarán más de 22 mil boletos verdes. Como consecuencia de los altos costos de los boletos, se espera alcanzar alrededor de 74 millones de dólares, que casi multiplicaría por cuatro el actual récord de 20 millones recaudados en la refriega de Mayweather Jr. y Canelo, en septiembre de 2013.

Comenta sobre este articulo