canelo-kirkland b5e74Houston.-Con un espectacular nocaut en el cuarto asalto, el mexicano Saúl Álvarez aniquiló al estadounidense James Kirkland, el 9 de mayo en el Minute Maid, de Houston, Texas, donde miles de fanáticos respaldaron al azteca durante su formidable demostración.

Tras escenificar tres asaltos de constantes intercambios, el “Canelo” Álvarez (45-1-1, 32 KOs) pegó un potente derechazo al rostro del llamado “Guerrero Mandingo” (32-2-0, 28 KOs), quien cayó a la lona totalmente anestesiado, por lo que el árbitro estadounidense Jon Schorle decretó el KO sin hacer cuenta protectora.

De inmediato subió al cuadrilátero el grupo médico, que minutos después de ofrecerle los primeros auxilios, orientó trasladar a Kirkland hacia un centro hospitalario para que le hicieran pruebas cerebrales a fin de determinar la existencia de alguna lesión.

Kirkland comenzó el pleito muy agresivo. Salió en busca de Álvarez y le pegó con ambas manos, mientras el azteca se protegía el rostro y el cuerpo con ambas manos. Pero los impactos del norteño no llevaban suficiente fuerza y cuando desembarcaba sus guantes, quedaba totalmente descubierto, lo que permitió que en el minuto final de la porción, una derecha recta de “Canelo” al mentón lo derribara.

Cuando parecía que el duelo llegaría a su fin, el sonido de la campana salvó a Kirkland de la debacle, mientras más de 30 mil fanáticos en la instalación gritaban en forma ensordecedora respaldando a su compatriota mexicano.

Ese derechazo marcó el rumbo del combate, porque al reiniciarse las acciones en la segunda fracción, Kirkland se esforzó por llevar la iniciativa, pero sus piernas casi no le respondían y ya sus golpes carecían de su suficiente potencia para dañar al mexicano.

Cuando los dos púgiles estaban intercambiando, con mayor fuerza los impactos del “Canelo”, este pegó un fuerte gancho a la mandíbula del norteño que lo hizo caer nuevamente. El fin del estadounidense se veía cerca, muy cerca.

Kirkland no rehuyó los intercambios en el tercero y tiró constantemente, aunque poco daño hacía en la anatomía del peleador azteca, que lanzaba golpes con fuerza demoledora a un rival que no ofrecía una guardia adecuada y se estremecía con cada impacto recibido.

Ya en el cuarto, “Canelo” lanzó un gancho que aterrizó en el mentón de Kirkland y finalizó las acciones cuando habían transcurridos 2:19 minutos de ese rollo. El tercer hombre del ring al ver el estado en que se encontraba, pidió rápidamente ayuda médica.

“Es un guerrero y se me complicó un poco por su manera de pelear”, dijo Álvarez al concluir el choque. “Me abrumaba un poco porque no sabía por dónde iba a llegar el golpe. Pero nunca me lastimó”.

El zurdo Kirkland estuvo sin combatir oficialmente durante 17 meses, desde que ganó por nocaut en el sexto asalto a Glen Tapia, el 7 de diciembre de 2013. Problemas legales y lesiones lo obligaron a mantenerse fuera de las cuerdas.

“Canelo”, por su parte, venía de un discutido triunfo dividido ante el zurdo cubano Erislandy “El Sueño Americano” Lara, el 12 de julio del pasado año, en el MGM Grand de Las Vegas.

Consultado sobre la posibilidad de vérselas con el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto, campeón mundial mediano del Consejo Mundial (CMB), el mexicano Álvarez dijo que su deseo es enfrentar a los mejores y que el boricua se encontraba dentro de ese selecto grupo.

El promotor Óscar de La Hoya, presidente de Golden Boy Promotions, reconoció la posibilidad de que “Canelo” y Cotto puedan contender en un futuro cercano, aunque el boricua tiene un compromiso inmediato ante el australiano Daniel Geale, el 6 de junio en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York.

“Vamos a observar muy de cerca esa pelea y veremos cómo se ve Miguel (Cotto)”. Queremos darle a la gente lo que se quiere del boxeo, acción, golpes, buenas peleas. Y cualquiera que sea el rival, Canelo lo enfrentará, como ha hecho al enfrentar a los mejores”.