SimoneDaSilvaYazminRivas k25052015 67408Con una impresionante demostración de buen boxeo, la mexicana Yazmin “La Rusita” Rivas logró sacar la tarea y defender por tercera vez su corona gallo (118 Lbs/53.5 Kgs) del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ante la retadora brasileña Simone Da Silva, quien poco pudo hacer para capear el temporal de golpes a que la sometió la campeona.

El encuentro se llevó a cabo en el Polideportivo Centenario de Los Mochis, Sinaloa, México, el pasado 23 de mayo de 2015. La campeona de 27 años no se dejó nada en el morral y le disparó a la brasileña con todo el repertorio de golpes del librillo de boxeo, hasta que el árbitro detuvo el combate y le dio el triunfo a Rivas por nocaut técnico.

Rivas llevó la iniciativa desde el principio, ajustó la distancia correcta a su estilo de combate y de ahí en adelante fue una maquinita de tirar golpes arriba y abajo, con certeras combinaciones y fulminantes ganchos al hígado que fueron minando la resistencia de la retadora.

Desde el inicio del combate, “La Rusita” Rivas mantuvo alejada a la retadora, frenando cualquier intento de acercarse de Da Silva con un certero jab de izquierda, acompañado con ganchos de izquierda y derecha.

Da Silva se mostró un poco lenta en su accionar sobre el entarimado, siendo un blanco fácil para las combinaciones de la campeona. Por cada golpe que lanzaba la brasileña, recibía a cambio 5 o 6 seguidos de #La Rusita”. A partir del 4to. round, Da Silva mostró más movilidad, pero en franca retirada, tratando de escapar de la andanada de cuero que le recetaba Rivas.

Para el quinto round, la brasileña ensayaba esquives de cintura para evitar los golpes de Rivas, y aceleró su pelea en retroceso. La mayoría de sus golpes abanicaban el vacío, por quedarse fuera de distancia. La “Rusita” sabía que la tenía en malas condiciones y trató de apretar el paso, y aunque la brasileña dio muestras de resentir el castigo y sus rodillas se doblaban, logró mantenerse en pie hasta que se escuchó la campana que anunciaba el final de las acciones.

La campeona mundial salió al sexto decidida a terminar la refriega. Arrinconó a Da Silva contra una esquina y le dio como si fuera un saco de arena, no menos de 45 golpes en todas direcciones, arriba, abajo, a los costados, en forma de uppercut, rectos, ganchos, volados, antes de que Da Silva pudiera salirse de ese encierro, quizá más porque Rivas le dio un respiro, que por propia capacidad de la retadora.

Sin embargo, la brasileña no rehuyó el combate. Valiente, y equivocadamente tal vez, se plantó en el centro del ring a intercambiar golpes con Rivas, dando el todo por el todo. “La Rusita” hizo alarde de una excelente cintura, esquivando los envíos de Da Silva y ripostando con ganchos cortos, hasta que uno de ellos impactó el hígado de su contraria al 1'05″, quien dio dos pasos atrás, rebotó contra las cuerdas y se dobló lentamente, poniendo las rodillas y los guantes en la lona. Se levantó a la cuenta de siete, y le aseguró al referí que quería seguir.

Al reiniciar las acciones, Da Silva dio pasos atrás temerosamente, mientras que Rivas se le fue encima, decidida a terminar el combate. Nuevamente la arrinconó contra una esquina, castigando reiteradamente la zona hepática, lanzando una nueva andanada como una ametralladora, como si fuera un molino de viento, inmisericordemente, hasta que el árbitro fue quien se apiadó de la brasileña, y detuvo el combate al 1'37″ del sexto round, para evitar un mayor castigo, donde ya no había nada que hacer.

La retadora brasileña, de 31 años, aumentó su record a 23 combates, con 14 triunfos (KO 6) y 9 reveses (KO 3), sin empates.

La flamante campeona mundial queda ahora con un palmarés 45 peleas, con 33 victorias (KO 10), 8 derrotas (KO 0) y 4 sin decisión (no contest).

En sus 14 años de carrera profesional, Yazmin “La Rusita” Rivas ha ostentado varios títulos de boxeo. En febrero de 2005 obtuvo el título mundial súper mosca (115 Lbs/ 52.1 Kgs) de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), ante su compatriota Lucía “La Traviesa” Ávalos. En julio de 2011 obtuvo el cinturón vacante mosca (112 Lbs/ 50,8 Kgs) de la Federación Norteamericana de Boxeo, cuando enfrentó a la mexicana Gabriela “Pelusa” González. Luego, en octubre de 2011, ganó la corona vacante gallo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) ante la australiana Susie Ramadan. También conquistó, en enero de 2014, el fajín vacante plata súper gallo (122 Lbs/ 55,2 Kgs) del CMB, cuando enfrentó a la colombiana Calixta Salgado. El último que ha logrado, y que por tercera ocasión defendió exitosamente ayer, es el cinturón gallo del CMB, que consiguió por decisión unánime en junio de 2014, hace casi un año, ante la bielorrusa Alesia Graf.

Comenta sobre este articulo