ScottQuigg k15072015 6bd56Manchester (Gran Bretaña) .-El español Kiko Martínez confía en derrotar al británico Scott Quigg y adueñarse de la corona súpergallo de la Asociación Mundial (AMB), en pelea prevista el 18 de julio, en la ciudad inglesa de Manchester.

Ex campeón mundial de la misma división, correspondiente a la Federación Internacional (FIB), “La Sensación” Martínez (32-5-0, 24 KOs) viene de una victoria por nocaut técnico en el segundo asalto ante el georgiano George Gachechiladze, un peleador con pobres resultados en las filas rentadas.

“Estoy convencido que derrotaré a Quigg”, dijo Martínez a Skysports.com”. “No estoy loco, tengo un plan de combate para los 12 asaltos que me llevará a la victoria y lo seguiré al pie de la línea. Sería mejor si gano por nocaut, pero el objetivo es la corona”.

Quigg, de 26 años, eligió Martínez para la sexta defensa del cetro, que cayó en sus manos cuando la AMB elevó al cubano Guillermo “El Chacal” Rigondeaux a la condición de “súper campeón”.

“Sabemos que esta pelea con Kiko es la más dura de mi carrera”, dijo Quigg sin hacer alusión a Rigondeaux. “Es fuerte y un gran pegador, pero sé que voy a ganarle el 18 de julio”.

Monarca interino, Quigg conquistó la corona vacante súper gallo de la Asociación Mundial (AMB), al imponerse por nocaut técnico en el segundo asalto al argentino Diego “El Botija” Silva, el 23 de noviembre de 2013, en Manchester. El sudamericano fue a la lona dos veces en el segundo asalto.

“Esta (contra Martínez) es una pelea peligrosa y esos son los rivales que yo quiero”, añadió Quigg, obviando referirse a los otros monarcas de la categoría, el británico Carl Frampton (FIB), el mexicano Santa Cruz (CMB) y Rigondeaux (también con la faja de la OMB). “La posibilidad de perder el título es lo que me hace levantarme de la cama todos los días y trabajar aún más duro”.

En la opinión del ibérico Martínez, Frampton es mejor que Quigg y si ocurre el enfrentamiento, el primero de ellos ganaría por KO. “Espero que esa pelea se efectúe algún día, pero sería después que Scott haya perdido contra mí”, expresó.
Martínez tiene un par de reveses frente a Frampton y en el segundo sucumbió por unanimidad el 6 de septiembre de 2014, en Belfast, Irlanda del Norte, donde fue a la lona en el tercer episodio y cedió el cetro de la FIB.
“Carl es mejor que Rigondeaux y que Santa Cruz”, dijo Martínez, quien nunca ha mostrado interés en rivalizar con ninguno de los dos. “Éstoy seguro que él (Frampton) podría ganarle a ambos”.
Quigg se impuso por fallo unánime al japonés Hidenori Otake, el 22 de noviembre pasado, en Liverpool y poco después tuvo que someterse a una intervención quirúrgica para reparar daños en su mano derecha.
Antes de ese triunfo, Quigg había quedado sin rival, al sufrir una lesión en el tobillo el también nipón Shingo Wake, quien lo enfrentaría el 26 de noviembre en la Echo Arena, de Liverpool. Entonces Otake ocupó su lugar.

Durante el proceso de restablecimiento de Quigg de la intervención quirúrgica, Eddie Hearn, su promotor, señaló que tenían en mente iniciar negociaciones para enfrentar a Kiko Martínez o a Frampton, pero esos proyectos tendrían que esperar.

“Nos gustaría un pleito ante Kiko Martínez, porque consideramos que será un duelo de estilos”, expresó entonces Hearn a un diario británico. “Y también al actual campeón Carl (Frampton), quien ha derrotado dos veces a Martínez, pero ambos han efectuado excelentes combates”.

Pasaron los días y lo especulativo pasó a conversaciones y más tarde a contrato cerrado. Así se hizo realidad el Quigg-Martínez.