JorgeDoradoReyes-k16072015 778d7Al mexicano Marco Antonio Reyes no le preocupa que su rival, el también azteca y ex campeón mundial Julio César Chávez Jr. sea considerado favorito para llevarse la victoria el 18 de julio, en el Centro de Convenciones Don Haskin, de El Paso, Texas.

“El Dorado” Reyes (33-2-0, 24 KOs) considera que se ha preparado con exquisitez y que el Junior Carrasco (48-2-1, 32 KOs) presenta carencias que inclinarán la balanza a su favor.

“Hay deficiencias en su técnica, en su caminado, (porque) él quiere imitar al padre”, dijo Reyes en una teleconferencia con el Consejo Mundial (CMB). “Tiene buena estatura y gran alcance, pero es una mala copia de su padre”.

Nacido hace 27 años en Chihuahua, Reyes viene de imponerse en enero último a su compatriota David “El Destructor” Alonso, un veterano peleador que suma tres reveses consecutivos y solo un triunfo en sus últimos seis combates.

Bajo la supervisión del reconocido preparador mexicano Ignacio “Nacho” Beristáin en las últimas seis semanas, Reyes expresó que Chávez Jr. tiene un estilo definido, que resultará muy difícil de cambiar incluso para el avezado técnico Robert García.

“Creo que tendrá los mismos errores y Robert García no podrá cambiar los errores que tiene y vienen de años”, argumentó Reyes. “Sus errores van a seguir latentes, porque él está programado para venir de frente a recibir y tirar golpes”.

Chávez Jr. viene de un revés por abandono ante el polaco Andrzej Fonfara, el 18 de abril pasado, en el StubHub Center, de Carson, California, donde disputaron la faja vacante Internacional de peso semipesado, correspondiente al Consejo Mundial (CMB).
Antes obtuvo par de victorias ante Brian Vera, ambas por unanimidad, el 29 de septiembre de 2013 y el 1 de marzo de 2014.
En la primera de ellas, Chávez Jr. no alcanzó el peso, que en principio se pactó en las 163 libras, después tuvo que modificarse a 168 y horas más tarde se informó oficialmente que sería en 173 libras (finalmente detuvo la báscula en 171,2).
Al referirse a sus cualidades, Reyes señaló que cambia en todas sus peleas y “puedo ser un hombre agresivo, que boxea, puede contragolpear y noquear o ganar por decisión”.
Al comparar sus reveses con los de Chávez Carrasco, Reyes dijo que cuando lo han derribado se levanta y sigue peleando, mientras el llamado hijo de La Leyenda, “se cayó y abandonó, lo que demuestra falta de coraje. Yo he demostrado que tengo más corazón y lo voy a demostrar el 18 de julio”.
Reyes explicó que llega al duelo en excelentes condiciones, pues había incorporado a un médico, que fungió como preparador físico y lo ayudó a incrementar la masa muscular.

Comenta sobre este articulo