QuiggMartinez k20072015 97419Manchester (Inglaterra).-Un sólido gancho al mentón en el segundo asalto fue todo lo que necesitó el británico Scott Quigg para retener la corona súpergallo de la Asociación Mundial (AMB), frente al español Kiko Martínez, el 18 de julio en la Manchester Arena, de Inglaterra.

Al comenzar el pleito, Martínez (32-6-0, 24 KOs) salió con ímpetu y dominó el primer asalto, apoyándose en el jab y las combinaciones de ambas manos, que obligaron al local a replegarse por todo el cuadrilátero.

En esa fracción, “La Sensación” Martínez pegó sólidos volados de derecha al rostro de Quigg, en tanto los miles de espectadores se mantenían en completo silencio por el efectivo ataque del visitante.

Tras el minuto de descanso, nuevamente el ibérico buscó a su rival. Soltó el jab y lo cruzó con la derecha, pero en un intercambio llegó el gancho de derecha de Quigg, que dobló las piernas del visitante. El impacto decidió el curso posterior de la pelea.

A partir de ahí y viendo que Martínez estaba visiblemente afectado, Quigg se lanzó con todo. Pegó varias combinaciones, mientras el español intentaba protegerse con sus guantes en busca de la necesaria recuperación. Una derecha volada a la cabeza derribó a Martínez y el árbitro Terry O´Connor le hizo la cuenta protectora, al tiempo que miles de gargantas gritaban de alegría en la instalación.

Martínez se levantó y le dijo al árbitro que estaba en buenas condiciones. El oficial le permitió continuar, pero su disposición le duró pocos segundos, porque Quigg conectó se la abalanzó y conectó a mansalva después de la reanudación.

La seguidilla de golpes hizo caer nuevamente a Martínez. Permaneció en la lona mientras el tercer hombre del ring hacía el conteo. Se puso de pie, pero O´Connor lo vio en malas condiciones y puso fin al duelo, que significó la sexta defensa exitosa del cetro “regular” de la AMB, que cayó en sus manos cuando la organización elevó al cubano Guillermo “El Chacal” Rigondeaux a la condición de “súper campeón”.

Monarca interino, Quigg había obtenido la corona vacante de las 122 libras, al imponerse por nocaut técnico en el segundo asalto al argentino Diego “El Botija” Silva, el 23 de noviembre de 2013, en Manchester. El sudamericano fue a la lona dos veces en el segundo asalto.

En el más reciente compromiso, Quigg se impuso por fallo unánime al japonés Hidenori Otake, el 22 de noviembre pasado, en Liverpool y poco después el inglés tuvo que someterse a una intervención quirúrgica para reparar daños en su mano derecha.

Antes de ese triunfo, Quigg había quedado sin rival, al sufrir una lesión en el tobillo el también nipón Shingo Wake, quien lo enfrentaría el 26 de noviembre en la Echo Arena, de Liverpool. Entonces Otake ocupó su lugar.

Durante el proceso de restablecimiento de Quigg de la intervención quirúrgica, Eddie Hearn, su promotor, señaló que tenían en mente iniciar negociaciones para enfrentar a Kiko Martínez o al también británico Carl Frampton, pero esos proyectos tendrían que esperar.

Ex campeón mundial de la misma división, correspondiente a la Federación Internacional (FIB), Martínez se había impuesto por nocaut técnico en el segundo asalto en diciembre pasado, al georgiano George Gachechiladze, un peleador con pobres resultados en las filas rentadas.

Comenta sobre este articulo