ArroyoVillanueva k20072015 d8f6fEl Paso (Texas).-Estuvo muy lejos de ser el pleito que los fanáticos esperaban, dada las características de los dos contendientes. Aún así, el puertorriqueño McJoe Arroyo conquistó el título vacante súpermosca de la Federación Internacional (FIB), al vencer por decisión en el décimo asalto al filipino Arthur Villanueva, el 18 de julio, en el Centro de Convenciones, de El Paso, Texas.

Un cabezazo accidental en el sexto asalto, provocó una extensa herida en el arco superciliar derecho del tagalo, que cuatro episodios después obligó a decretar el fin del combate y ajustarse a las tarjetas de los jueces.

En esa sexta fracción y después del violento impacto de testas, el árbitro estadounidense Rafael Ramos le descontó un punto al asiático, a quien le había advertido de sus peligrosas entradas con la cabeza por delante.

A partir de ahí, Arroyo (17-0-0, 9 KOs) intensificó el ataque hacia la zona afectada, lo que derivó en que el corte se profundizara. Una y otra vez Ramos llamó a consultas al galeno hasta que transcurridos 2:05 minutos del décimo rollo, el médico sugirió concluir el duelo, para evitar que el trauma tuviera mayores consecuencias en la salud del filipino.

Las boletas de los tres jueces en ese momento marcaban ventaja de Arroyo. Larry Hazzard Jr. y Levi Martínez, ambos por 98-91, en tanto John Stewart había otorgado un asalto más a Villanueva (97-92).

Desde el punto de vista técnico, la pelea dejó mucho que desear, porque se cumplió el axioma que “los estilos hacen las peleas”. McJoe, zurdo, y Abraham, derecho, entraron en agarres constantes, que provocaron los abucheos del respetable casi a lo largo de los 10 asaltos y obligaron a un intenso trabajo de Ramos.

Ninguno pudo ejercer dominio, aunque el boricua marcó esporádicas combinaciones en varios asaltos, que le propiciaron el importante triunfo, otro a la cosecha de los peleadores de la caribeña Isla del Encanto.

Para alcanzar la cima, el zurdo Arroyo tuvo que esperar cinco años desde que debutó con triunfo por nocaut en el segundo asalto en el deporte de paga. Un lapso relativamente corto en la vida del púgil boricua, pero de muchos esfuerzos y sacrificios en aras de adueñarse de la corona mundial.

El título súpermosca de la FIB había quedado vacante cuando lo abandonó el surafricano Zolani Tete, quien debía exponer la corona ante Arroyo, pero no estuvo de acuerdo con la propuesta económica de la promotora Golden Boy Promotions, ganadora de la subasta y responsable de definir los términos del duelo.

“Le he puesto mucho entusiasmo a esta pelea para lograr mi sueño”, había expresado Arroyo al diario puertorriqueño “Primera Hora”. “Crea un poco de ansiedad saber que estoy cerca de lograr mi meta, pero hay que saber sobrellevarlo para que no me afecte”.

Ubicado en primer lugar de la clasificación de la FIB, Arroyo, ganó el pleito eliminatorio por unanimidad ante el también filipino Mark Anthony Geraldo, el 20 de diciembre pasado, en San Juan, la capital boricua.

“Trabajé duro para colocarme número dos del mundo y luego número uno, así que aprovecharé la oportunidad”, añadió el oriundo de la localidad de Fajardo, que efectuará el segundo pleito de su carrera en territorio continental de Estados Unidos.

Durante su etapa amateur, Arroyo conquistó medallas de bronce en el Campeonato Mundial de Boxeo Aficionado de 2007, en Chicago y en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 2006, en Colombia.

En 2014, Arroyo logró dos triunfos, uno ante su compatriota David Quijano por decisión unánime, en abril, y el otro por nocaut técnico en 11 asaltos sobre al ex campeón mundial Hernán “Tyson” Márquez en el mes de junio en México.

Terceroen el ranking de la FIB, “El Matador” Villanueva había recibido fallo unánime frente al mexicano y ex campeón mundial Julio César “El Pingo” Miranda, el 7 de febrero último, en la ciudad filipina de Davao.

El año pasado, Villanueva consiguió triunfos sobre el mexicano Fernando Aguilar, por unanimidad en marzo, y sobre el nicaragüense Henry Maldonado, por decisión dividida, en septiembre.

Comenta sobre este articulo