FloydMayweather k21072015 de246La cadena de TV Showtime Networks y su asociada CBS Corporation han prometido un gesto de buena voluntad a los televidentes que son aficionados al boxeo, y quieren ver por el sistema de Pagar Por Ver (Pay per View, en inglés-PPV) al invicto multicampeón estadounidense Floyd Mayweather Jr. (48-0-0, 26 KO's).

Prometen un precio razonable (tal vez la mitad de los 100 dólares pagados por la llamada Pelea del Siglo) por el derecho a disfrutar a través del PPV de la sexta bronca concebida como parte de un acuerdo con Mayweather Jr.

A nadie le quedan dudas con respecto a que el dúo CBS/Showtime ha hecho un negocio redondo con el contrato de seis peleas, en un lapso de 30 meses, que asumió Mayweather Jr.

Floyd Mayweather Jr., quien firmó el documento a cambio de una lucrativa e inédita bolsa de 200 millones de dólares, ha justificado con creces el riesgo asumido por el binomio.

Los dos emporios asociados de la TV estadounidense se han hecho más ricos, gracias al encanto taquillero del pugilista, considerado el deportista mejor pagado del mundo (según la Revista Forbes), y al mismo tiempo el número uno, libra por libra, de acuerdo con el punto de vista de otra reconocida publicación (en este caso, The Ring).

Aún sin haber completado el acuerdo (ha disputado cinco combates, y aún le resta uno más, previsto el 12 de septiembre de 2015), ya “Money” Mayweather Jr. le ha reportado al binomio empresarial no menos de mil 500 millones de dólares limpios (al margen de las deducciones de impuestos, pagos y otras responsabilidades financieras).

La cifra exacta no es pública, pero es fácil deducir un número, al analizar con absoluta frialdad los espectaculares números generados por las peleas que sostuvo Floyd, tanto en taquilla como en el PPV, sumados a otros considerables y desconocidos ingresos asumidos por compromisos empresariales y patrocinios relacionados con la firma Mayweather, o las que representaron a sus contrincantes.

Para no hacer demasiado larga la historia, basta decir que “Money” Mayweather sólo ha necesitado cinco pleitos para justificar la inversión de CBS/Showtime:

1.- VS. el estadounidense Robert “El Fantasma” Guerrero (4 de mayo de 2013), más de 30 millones de dólares, según estimados globales.

2.- VS. el mexicano Saúl “El Canelo” Álvarez (14 de septiembre de 2013), casi 75 millones de dólares en la taquilla, más PPV.

3 y 4.- VS. el argentino Marcos “El Chino” Maidana (primer duelo el 3 de mayo de 2014, y la revancha, el 13 de septiembre de 2014). Alrededor de 200 millones de dólares ambos pleitos, en PPV, de acuerdo con los reportes de prensa.

5.- La llamada Pelea del Siglo VS. el filipino Manny Pacquiao (2 de mayo de 2015). Poco más de 500 millones de dólares en PPV. El ingreso al MGM Grand fue mayoritariamente controlado por representantes de Mayweather Jr. y Pacquiao, pero se sabe que hubo reventas por tres mil dólares para personas ajenas al entorno de los dos pugilistas.

Por demás, la muy bien promocionada Pelea del Siglo generó cifras que, globalmente, superaron los 1000 millones de dólares. Tan sólo los dos protagonistas, Mayweather Jr. y Pacquiao, engrosaron sus arcas con alrededor de 180 y 120 millones, respectivamente.

En este jugoso empeño financiero, que siempre ha reportado lucrativos ingresos para los dos pugilistas involucrados, lógicamente el más beneficiado ha sido Floyd, porque en su condición de campeón invicto ha llevado la mejor parte en los contratos, a lo que se adiciona el plus que le confiere haber resultado siempre el ganador.

Es por eso que resulta “oportuna” la “buena voluntad” de CBS/Showtime con respecto a las tarifas que deberán ser abonadas en PPV para ver la que puede significar la victoria 49 consecutiva (sin derrotas) de Mayweather Jr., el 12 de septiembre de 2015, lo que igualaría la marca del mítico campeón del mundo de peso pesado italo-estadounidense Rocky Marciano.

No puede ser de otra manera, porque no es posible considerar una cifra elevada (y que sean muchos los que decidan pagarla), tras el fiasco deportivo que deparó la Pelea del Siglo. Un fiasco tan pronunciado, en grado proporcionalmente opuesto al éxito financiero que significó.

Hay rumores de que, incluso, existe la idea de trasmitir el pleito en señal abierta, pues el presunto rival (posiblemente el hiatiano-estadounidense Andre Berto) de ninguna manera genera las expectativas que desencadenaron en su momento el Pacman de Filipinas, el mexicano “Canelo” Álvarez, el argentino Maidana e, incluso, el estadounidense Guerrero.

De cualquier manera, ya el objetivo está cumplido. Cinco peleas, de las seis previstas, le bastaron a Floyd para incrementar su fortuna, y de paso hacer más ricos a quienes le contrataron.

Por todo eso, no hay dudas de que resulta muy razonable el gesto de buena voluntad que asumirán CBS/Showtime, pues a estas alturas cualquier cifra vendría bien, en adición a los lucrativos millonarios ingresos que ya justificaron el pago de 200 millones al “Money” Mayweather Jr.

Comenta sobre este articulo