pascal k27072015 eeb36El boxeo profesional es un deporte que en muchas ocasiones se desarrolla en ambientes controlados, ambientes que se crean mediante mecanismos que regulan o más bien inclinan la balanza hacia los resultados que desean quienes promueven carteleras o conciertan combates.

Ante tales mecanismos, las sorpresas se convierten en actos aislados que se salen del control y como tales despiertan la admiración de propios y extraños.

Hay diversas maniobras que se emplean para influir en el resultado de una pelea, una de ellas implica enfrentar al boxeador cuya victoria se quiere asegurar ante alguien que proceda de divisiones de peso inferiores y/o que posea escasa pegada; también se utilizan las contrataciones de rivales a pocos días de distancia de una justa para que no lleguen en su mejor forma física, mientras que el boxeador del lado A de la papeleta planea y realiza su preparación en base a una fecha en específico.

Persuadir a oficiales del ring (jueces, réferis y supervisores) para que manipulen sus fallos son acciones que también forman parte de dichos mecanismos de control, pero son muy difíciles de probar y quien está en posición de exponerlos usualmente calla.

El pasado sábado en el Centro de Eventos del Hotel Mandalai Bay de Las Vegas, Nevada, se efectuó una cartelera con transmisión por HBO que promovieron Main Events e Interbox en asociación con Jean Pascal Promotions.

En el evento semifinal de dicha cartelera, el haitiano-canadiense Jean Pascal se impuso en controversial decisión unánime en diez rounds sobre el cubano Yunieski González, con tarjetas idénticas de 96-94 por parte de los tres magistrados.

La pelea entre estos dos semipesados fue ríspida desde el primer campanazo y González obligó a Pascal a meterse en un ritmo en donde predominó el intercambio de golpes de poder.

Muchos rounds estuvieron bastante nivelados, hubo feroces cruces que indicaban que una victoria por nocaut podría ser viable para cualquiera de los dos contendientes. Sin embargo, el desarrollo de la batalla tendió tal vez a crear una imagen equivocada de lo que estaba ocurriendo, porque quien presionó en todo momento fue el pugilista cubano.

No siempre quien propone el choque en un combate es quien domina un round, ya que la potencia y la contundencia de los golpes o la efectividad de los mismos es lo que los jueces premian para anotar el episodio en favor de uno u otro.

Según Compubox, base de datos de estadísticas de golpeo que es suministrada por personas que se encuentran en ringside, Yunieski González conectó 163 golpes de 632 que lanzó, mientras que Pascal le asestó a su rival 154 de 397 envíos.

Las anteriores estadísticas nos indican que González conectó en promedio 16 de 63 golpes lanzados por round, mientras que Pascal metió alrededor de 15 de 39 puños que tiró en cada uno de los diez asaltos.

Y analizando las tarjetas que entregaron los jueces, cinco rondas fueron divididas, mientras que cuatro de ellas fueron unánimes para el púgil haitiano y una para el cubano.

Se podrían refutar las estadísticas de Compubox, así como las tarjetas de los jueces. Es válido, ya que ambos resultados dependen del criterio de humanos y el error y el cochupo siempre serán una posibilidad.

No es la primera vez que se reclama un robo en carteleras promovidas por Katty Duva, el último fallo controversial del que se tiene registro es el que el 14 de marzo del presente año le dio la victoria en doce rounds al peso completo ucraniano Vyacheslav Glazkov sobre el estadounidense Steve Cunningham.

Esta vez ocurrió algo parecido y el hecho de que Jean Pascal y su socio Jean Bedard de Interbox fueran co-promotores del programa boxístico le echa más leña a la hoguera.

Este redactor vio victoria de Yunieski González por el mismo margen por el que lo vieron perder los tres jueces, es decir 96-94. Sin embargo, el hecho de que existieron varios rounds cerrados valida la victoria de Jean Pascal. Un empate pudo ser más justo, ya que ninguno merecía perder.

Comenta sobre este articulo