cotto k10082015 ac2a9Miguel Cotto, presumiblemente en noviembre de 2015, representa el ahora o nunca en la controvertida carrera del boxeador mexicano Saúl “El Canelo” Álvarez (45-1-1, 32 KO´s).

El boricua “Junito” Cotto pudiera ser el peldaño hacia la grandeza que aún no ha pisado “El Canelo”, claro está, si en definitiva se concreta ese esperado pleito en las 160 libras, con la faja mundial del Consejo Mundial (CMB) en juego, que ostenta el puertorriqueño desde el 7 de junio de 2014.

Y no se trataría únicamente de pisar el escalón, sino de rebasarlo, y eso sólo pudiera suceder si el hombre de México consigue el triunfo, para dejar detrás su fama de “mataviejos” y de “coloso del ring” inflado como un globo, con triunfos a costa de mediocres, o de algunos talentosos enfrentados en el ocaso de sus respectivas carreras.

Nacido el 18 de julio de 1990 (25 años), “El Canelo” formó junto a Julio César Chávez Jr. un dúo que parecía destinado a reivindicar en el Siglo XXI las glorias del boxeo mexicano, y las proyecciones propagandísticas de las promotoras les presentaron, a finales del primer lustro de la actual centuria, como vivos ejemplos de un brillante porvenir.

Con mucha habilidad los promotores fueron escogiendo los rivales de este binomio, y consiguieron que ambos eslabonaran una interesante cadena de victorias sin derrotas, y que incluso accedieran a la posesión de títulos mundiales, sin exponerlos ante rivales de real envergadura.

Pasado el tiempo, dejaron de ser promesas, y quedó evidenciado que tanto el Junior Chávez como “El Canelo” estaban en la obligación de validar las expectativas que generaban enfrentando a contendientes de jerarquía.

Hoy por hoy, Julio César es apenas uno más, con fama de drogadicto y de indisciplinado, que intenta recomponer su historial tras contundentes reveses, mientras que “El Canelo” se apoya en su carisma para atraer multitudes.

En el caso de Álvarez, queda en evidencia su imán taquillero, que ha permanecido intacto, incluso, después de perder su invicto, así como las coronas mundiales de peso Súper Welter del Consejo (CMB) y la Asociación Mundial (AMB), ante el estadounidense Floyd Mayweather Jr. el 14 de septiembre de 2013, en Las Vegas, Nevada.

Pero ese carisma tiene que justificarse, y hasta la fecha son contados con los dedos de una mano los contrincantes del más alto nivel que ha tenido enfrente “El Canelo”, con destaque para Floyd, considerado el número uno del mundo libra por libra, quien le impartió una cátedra boxística al pelirrojo mexicano.

Quizás su triunfo más notable, y a la vez más controvertido, lo consiguió Álvarez a costa del cubano Erislandy Lara, titular Súper Welter reconocido por la AMB, por una dudosa votación dividida, el 12 de julio de 2014, en Las Vegas.

Su último triunfo, un espectacular nocaut en el tercer asalto sobre el estadounidense James Kirkland, el 9 de mayo de 2015, en Houston, Texas, dio un impulso significativo a las proyecciones de “El Canelo”, pero es justo recordar que el peligroso afro norteamericano enfrentó al tapatío tras 17 meses de inactividad… Demasiado tiempo alejado del ring…

También figuran en la hoja de servicios de “El Canelo” victorias sobre los reconocidos estadounidenses Austin Trout y Josesito López, así como ante un par de notables, a los que retó ya en el umbral del retiro, y me refiero al boricua Kermit Cintrón, y al mítico estadounidense Shane Mosley.

Con este historial a mano, salta a la vista que resulta más que evidente que Miguel Cotto sería el ahora o nunca en la carrera de Saúl Álvarez.

Si se concreta ese pleito, se hablará de un antes y un después en la trayectoria boxística del muchacho de 25 años, como sucedió en el caso de su compatriota Julio César Chávez Jr., tras su lapidario fracaso ante el argentino Sergio “Maravilla” Martínez, el 15 de septiembre de 2012, en la denominada Ciudad del Pecado.

Comenta sobre este articulo