leosantacruzterremoto 905b3

Los Ángeles.-En un electrizante combate que finalizó tal como se inició, a puro golpe, el mexicano Leo Santa Cruz venció por fallo mayoritario a su compatriota Abner Mares, el 29 agosto, en el Staples Center, de Los Ángeles, donde el ganador se llevó el título de súper campeón Pluma de la Asociación Mundial (AMB).

Para ambos fue una excelente demostración de preparación física y deseos de llevarse el triunfo, en un duelo de permanentes intercambios, que mantuvo en vilo y enardecidos a los espectadores de la instalación de principio a fin.

De acuerdo con las estadísticas de la empresa CompuBox, Santa Cruz lanzó y conectó más golpes que Mares, quien desde el principio intentó presionar a su oponente para llevarse el importante triunfo e incluso desestimó las observaciones de su esquina.

“Cometí un error en mi estrategia”, dijo Mares al concluir el pleito. “Salí muy agresivo y mi esquina me pidió que disminuyera el ritmo. Mi plan inicial era moverme y golpear a Leo en el abdomen, pero comencé con mucha intensidad”.

La presión inicial de Mares sorprendió momentáneamente a Santa Cruz. En los dos primeros asaltos hubo muchos golpes por ambos lados, aunque estuvo ligeramente superior Mares.

A partir del tercero y con los ajustes pertinentes, Santa Cruz tomó ventaja, apoyado en su mayor alcance y estatura, y en un permanente jab que anticipaba las acciones de Mares. En varias ocasiones a lo largo del pleito, Santa Cruz estremeció la cabeza del fogoso Mares, casi siempre a la ofensiva.

“Mi padre insistió que debía utilizar más el jab de zurda y cruzar con el recto de derecha”, expresó Santa Cruz, quien aceptó efectuar la revancha, porque sería de gran agrado para los fanáticos. “Mares fue un gran rival, pero todo cambió después que seguí el plan de la pelea”.

Dos de los jueces, Steve Morrow y Jesse Reyes coincidieron en otorgarle la victoria a Santa Cruz 117-111, pero el tercero Max DeLuca entregó su boleta con empate a 114.

Tanto el imbatido Santa Cruz (31-0-1, 17 KOs) como Mares (29-2-1, 15 KOs) ganaron una bolsa de $ 1,25 millón de dólares.

Y proporcionaron los dos tantas energías y fieros intercambios –aunque carencias defensivas indiscutibles-, que desde ya se comenta la posibilidad de una revancha, aunque seguramente no sería hasta el próximo año.

Ahora Santa Cruz igualó con Mares en títulos mundiales. En su carrera boxística ha conquistado los cinturones gallo, súpergallo y ahora el de súper campeón mundial pluma de la AMB.

Curiosamente, Santa Cruz ganó un galardón que sorpresivamente la AMB puso en juego, cuando ninguno de los dos es el monarca de las 126 libras y el ganador ni siquiera figuraba entre los primeros 10 de la clasificación en la categoría.

Para conceder la faja, la AMB no tuvo en cuenta al zurdo argentino Jesús “El Forastero” Cuéllar, campeón absoluto, ni tampoco al peruano Carlos Zambrano, monarca interino desde marzo de este año y con una defensa exitosa de su reinado.

Comenta sobre este articulo