Berto Mayweather d1e0e

En un aspecto coincide casi la totalidad de la prensa internacional al evaluar el combate entre el múltiple campeón mundial Floyd Mayweather Jr. y el también estadounidense de raíces haitianas Andre Berto: Fue una payasada con ribetes millonarios.

Elegiendo a dedo a su rival por encima de otros con mejores resultados, Mayweather Jr. derrotó a Berto por unanimidad, el 12 de septiembre en el hotel y casino MGM Grand, de la ciudad de Las Vegas y con el resultado llegó a 49 victorias sin reveses, que le permitió igualar el récord del también imbatido peso pesado Rocky Marciano, establecido en solo ocho años, entre 1947 y 1955.

En España, el diario “Mundo Deportivo” señaló que Mayweather Jr. alcanzó la marca “tras disputar una pelea convertida en una auténtica payasada por las acciones de charla permanente, desplantes y burlas hacia su rival”.

Igualmente, la mayoría de los especialistas deportivos fuera de Estados Unidos (también en el territorio continental de la Unión americana) estiman que a pesar sus palabras, Mayweather Jr. no tomará el camino del retiro y sus declaraciones en ese sentido solo buscan manipular los medios noticiosos y las redes sociales.

Aunque en el sitio en Internet el especializado rotativo mexicano Esto tituló: “Floyd Mayweather termina su carrera con victoria e invicto”, en el comentario del pleito resalta que “el pugilista aseguró que fue su última pelea, pero pocos creen que haya sido el adiós de Money”.

Con una bolsa cercana a los $ 32 millones por la confrontación, Mayweather Jr. expresó al concluir la pelea que en lo adelante se dedicará a descansar, a atender sus negocios, principalmente la compañía promotora que lleva su apellido y hacer apuestas en los casinos de Las Vegas y en el fútbol de la NFL.

Y como premio al pobre espectáculo proveniente del Mayweather-Berto, el público le regaló un sonoro abucheo a ambos contendientes en varios asaltos, que tuvo mayores decibeles cuando se dio a conocer la votación.

El diario puertorriqueño El Nuevo Día se hizo eco de las críticas previas a Mayweather Jr. por escoger a Berto (acumulaba tres victorias y tres reveses en sus últimas reyertas), al comentar que “aparte de un jab, una zurda arriba en el quinto round y unas manos en el séptimo”, el retador no encontró a Money Man.

El astro de Grand Rapids, Michigan, efectuó la sexta y última pelea de un contrato de $ 200 millones con Showtime/CBS, que incluyó, además, los triunfos ante Robert Guerrero, Saúl Álvarez, Marcos Maidana (dos veces) y Manny Pacquiao, frente al último con ganancias superiores a los $ 300 millones.

¿Colgará Mayweather Jr. los guantes definitivamente? Pocos lo creen. Y en ese espectro se encuentran muchos redactores y comentaristas de todo el mundo, porque a sus 38 años el múltiple campeón se encuentra en envidiable forma física y porque todavía no existe una figura en la división welter que obstaculice su intención de romper la primacía de Rocky Marciano.

Y por encima de ello, porque “Money Man” tiene una egolatría desmedida que transcurrido algunos meses, lo impulsará a verse reflejado nuevamente en los grandes titulares periodísticos y en las redes sociales.

Además, el mejor libra por libra del mundo sabe al dedillo que su regreso le aportaría otra suma nada despreciable de millones de dólares para incrementar su ya notable fortuna y que despilfarra a manos llenas con sus excéntricas compras y apuestas de todo tipo.

Comenta sobre este articulo