MediosMayweather 45e5b

Aunque cumpla con su palabra de no volver a un ring como púgil profesional, el estadounidense Floyd Mayweather Jr. (49-0-0, 26 KOs) ideará el modo de mantener su idilio con los medios. El conoce mejor que nadie en el boxeo cómo hacerlo. Y después de tanto tiempo bajo reflectores es poco probable que renuncie a ser el foco de atención.

A partir de su victoria unánime ante Andre Berto (30-4-0, 23 KOs), pelea que él marcó como su despedida oficial, habrá una especie de cuenta regresiva -estoy convencido de que será corta- para que el 'Money Man' haga de las suyas y vuelva a ocupar las portadas. En lo que esperamos esa implosión, veamos cómo lo despidieron algunos medios en los Estados Unidos.

“La última de Floyd fue la peor” así tituló el columnista de ESPN Bernardo Pilatti, reflejando que el adiós del peleador norteamericano había sido un verdadero fiasco.

“Es verdad que nadie esperaba una gran pelea, pero en realidad la Mayweather vs. Berto superó ampliamente ese pronóstico. La última pelea de Floyd Mayweather fue la peor de todas. Andre Berto no fue ni siquiera una sombra de sí mismo, apenas un pobre socio de un show payacesco y donde el boxeo como deporte fue algo secundario”, escribió.

“Un aburrido y silencioso MGM fue testigo del final de la carrera del considero mejor exponente de la presente generación del boxeo profesional”, agregó. “(…) un campeón que a lo largo de su carrera recaudó casi 700 millones de dólares, que ha figurado de manera permanente como el mejor Libra por Libra del planeta, que eligió arbitrariamente las fechas de sus peleas, que eligió jueces, que eligió rivales, estableció las reglas de sus peleas, nos mintió en sus promociones televisivas para vender más PPV y hasta tuvo una respuesta apropiada para el ultimo culebrón de su carrera: la inyección intravenosa 24 horas antes de pelear con Manny Pacquiao”.

The Ring Magazine, considerada la Biblia del Boxeo, tampoco ponderó lo que ocurrió en el MGM Grand de Las Vegas el 12 de septiembre. “La palabra “lucha” es la palabra clave, porque el choque a 12 asaltos entre los pesos welter fue mucho menos una pelea y más una sesión de sparring glorificado donde Mayweather bailaba, hablaba y avergonzó a un desconcertado Berto durante los 36 minutos”.

Mientras que The New York Post enfocó su nota en el legado de Floyd y en cómo logró convertirse en un exitoso negociante. “Lo que no puede ser objeto de debate es que no hay atleta, además de Michael Jordan, que haya dominado su deporte y maximizado riquezas como ha hecho Mayweather. Sus últimas seis peleas cumplen un contrato sin precedentes con Showtime, donde atrajo a más de 10 millones de pay-per-view y ganó un estimado de $ 500 millones”.

“Él es también una máquina de marketing de un solo hombre”, explicó la publicación. “Nos olvidamos de levantó su perfil al aparecer en “Dancing with the Stars” y WWE, luego cambió su apodo de “Pretty Boy” a “Money” y ahora a “TBE”, todos disponibles para comprar en camisetas y sombreros”.

Y sobre el retiro la propia publicación neoyorquina dejó una frase interesante “el primer retiro de Mayweather Jr. duró alrededor de 21 meses. Solo el jefe (Mayweather Jr.) conoce cuánto durará el segundo”.

Comenta sobre este articulo