YoanPabloHernandez k24092015 31b93La historia de lesiones e incumplimientos para defender su reinado en la división crucero acabó por pasarle factura al cubano Yoan Pablo Hernández.

Hace pocas horas, la Federación Internacional (FIB) supo de un nuevo trauma de Hernández, asentado desde hace 10 años en Alemania, y por ende le retiró el cinturón y se lo otorgó al argentino Víctor Ramírez, quien poseía la faja interina.

Conocido por el pseudónimo de “El hombre de hierro”, Hernández (29-1-0, 14 KOs) había confirmado pocas semanas atrás que chocaría con “El Tyson del Abasto” Ramírez (22-2-0, 17 KOs), el 2 de octubre, en el club deportivo Villa La Ñata, en la ciudad de Benavidez, perteneciente a Buenos Aires, la capital argentina.

Parecía que iba a cumplirse la orden de la FIB, pero de la noche a la mañana ocurrió otro traspié en la salud de Hernández (del que no existe mucha información) y el pleito quedó a la deriva.

Entonces, y para cumplir con la cartelera en la fecha señalada, recibió la ansiada oportunidad el jamaiquino residente en Gran Bretaña Ovill McKenzie, con 25 victorias y 12 derrotas, y ocupante del decimocuarto lugar en el ranking de la división crucero.

Hernández, quien ostentó el título por cuatro años, tenía previsto enfrentar al británico Ola Afolabi, el 6 de diciembre de 2014 en la EWE Arena, ubicada en la ciudad germana de Oldenburg. Pero durante una sesión de guanteo y a pocos días del pleito sufrió un trauma en el cartílago del codo derecho, que le obligó a guardar reposo por varios días.

El choque ante Ofolabi, quien reside en Los Ángeles, California, significaba la quinta defensa del título de Hernández, monarca desde que se impuso al estadounidense Steve “USS” Cunningham, el 1 de octubre de 2011, en la ciudad alemana de Neobranderburgo.
Dado que Hernández no podía realizar su defensa obligatoria, la FIB decidió en lugar de desposeerlo de su cetro, crear uno interino provisional, que disputaron Ola Afolabi y Víctor Ramírez el 10 de abril último y que ganó por unanimidad el sudamericano.

McKenzie, de 35 años, suma cuatro victorias, la más reciente por nocaut en el segundo asalto frente al finlandés Janne Forsman, el 24 de julio, en Wembley.

No conoce la derrota desde hace dos años, cuando fue anestesiado en el undécimo asalto por el galés Enzo Maccarinelli, en Cardiff, donde defendía por tercera ocasión el título semipesado de la Mancomunidad Británica.

Comenta sobre este articulo