OmarNarvaez k12102015 0f2afBuenos Aires.- Si como decía Carlos Gardel “… que 20 años no es nada”, para el excampeón mundial argentino Omar “Huracán” Narváez 40 tampoco parecen ser demasiados como para reiniciar el camino a la gloria.

El hombre que llegó a tener 27 defensas exitosas de sus títulos universales en los pesos supermosca y mosca acaba de ceñirse este fin de semana el título Internacional supermosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), luego de derrotar sin miramientos al dominicano Diego “la Pantera” Pichardo, un rival 10 años menor.

Narváez (44-2-2, 23 KO´s) reconoció antes del pleito frente a Pichardo (16-7-1, 3 KO´s) sentirse motivado y ansioso; tanto o más que por retornar al cuadrilátero, por hacerlo ya con 40 años en sus costillas, pero el deseo de triunfar intacto.

En realidad, aseguró, “yo nunca me fui”. Solo se mantuvo alejado casi 10 meses de la actividad oficial después de su derrota del 31 de diciembre pasado ante el japonés Naoya Inoue, quien lo venció por nocaut técnico en dos asaltos, despojándolo de la corona supermosca de la OMB.

Lo cierto es que en su vuelta a las andadas boxísticas el ídolo chubutense logró un inobjetable triunfo en 10 rounds y por votación unánime de los jueces y mandó de paso un claro mensaje al nipón: el “Huracán” (tifón para los asiáticos) está de vuelta.

Comenta sobre este articulo