Charlo k27112015 a0a63Dallas (Texas).-Optimismo en grado superlativo exhibe el haitiano Wilky Campfort de cara a su compromiso frente al campeón mundial Jermall Charlo, el 28 de noviembre, en la sala The Bomb Factory, de Dallas, Texas.

Con 20 triunfos en línea desde que perdió su única pelea en las filas rentadas en 2009, “Silky” Campfort (21-1-0, 12 KOs) afirmó que el gemelo Charlo estará en problemas cuando suba al cuadrilátero la noche del sábado, pues le arrebatará el título súper welter de la Federación Internacional (FIB).

“No tiene escapatoria posible”, dijo un eufórico Campfort a medios de prensa. “Si trata de correr, lo voy a presionar todo el tiempo. “Y si decide pelear, entonces tendrá que demostrar sus cualidades, porque lo esperaré para cruzar golpes”.

Nacido en Haiti, Campfort viene de un triunfo espectacular en el segundo asalto ante el estadounidense Ronald Montes, el 18 de septiembre pasado, en la ciudad de Winter Park, Florida, estado en el que reside desde hace varios años.

Montes derribó a Campfort en el primer asalto, pero en el segundo el haitiano-estadounidense envió a la lona a su rival en tres ocasiones, lo que obligó al árbitro Telis Assimenios a detener el pleito.

Campfort, de 31 años, reconoció que Charlo es un joven y fuerte boxeador, que tiene talento, poder en sus puños e innegables habilidades en la disciplina.

Sin embargo, “El haitiano hambriento” como igualmente le qusta a Campfort que lo llamen, señaló con evidente orgullo que “yo también tengo habilidades, talento y poder para derribarlo”..

“Si él considera que puede noquearme, debe tener cuidado porque puede convertirse de verdugo en víctima si se descuida de mis golpes y estoy preparado para eso”, añadió.

Para el imbatido Jermall Charlo, hermano gemelo de Jermell, también boxeador profesional, será la primera defensa del título súper welter de la FIB, que obtuvo al aniquilar en el tercer asalto a su coterráneo, el veterano Cornelius “K9” Bundrage, el 12 de septiembre, en Mashantucket, Connecticut.

Cinco pulgadas menor que Charlo (5´5 por 6´0 pies), Bundrage, de 42 años, recibió conteos en el 1ro, 2do y par de veces en el tercer asalto, cuando el réferi Johnny Callas detuvo lo que ya era un desigual combate.

A pesar de su optimismo, una difícil encomienda le espera a Campfort, pues Jermall Charlo además de mantenerse invicto, es uno de los jóvenes más talentosos del boxeo actual y lo ha demostrado con 15 triunfos antes del límite en los últimos 16 combates.

El único que pudo llegar al límite contra Charlo, de 25 años, fue Michael Finney, quien perdió por fallo unánime el 28 de marzo, en el Palms Casino Resort, de Las Vegas, en momentos que el vencedor sumaba 14 éxitos en sucesión.

Aunque ni Charlo ni Campfort han recibido cuentas protectoras en sus duelos precedentes, es poco probable que el choque llegue al límite de los 12 asaltos programados. El campeón es favorito para conquistar la victoria, pero no puede descuidarse porque su rival también exhibe dinamita en sus puños. Un desliz y… la corona puede cambiar de propietario.

Comenta sobre este articulo