Tozudez Juan Manuel Marquez 82bc1

Con 42 años y títulos mundiales en cuatro categorías diferentes, el púgil mexicano Juan Manuel Márquez sigue dilatando el momento de colgar los guantes, una inevitable decisión humana con el paso del tiempo, que en su caso posee el firme respaldo de la lógica, tanto en lo económico como en lo deportivo.

Tras casi 23 temporadas en los trajines del pugilismo profesional, que se resume en las coronas pluma, súper pluma, ligero y súper ligera, “Dinamita” Márquez (56-7-1, 40 KOs) sigue aferrado a buscar el quinto título, que podía afectar su salud (física y mental).

“Me gustaría hacer dos peleas, una de preparación y una de retiro, ya con un rival bueno, con un campeón buscando ese quinto título”, dijo hace pocas horas Márquez en México, durante la entrega de los premios nacionales de Deportes y de Mérito Deportivo 2015.

Incapaz de aceptar que sus mejores tiempos como boxeador son parte de la historia, Márquez enfrenta una marea de opiniones adversas, incluida la de su familia, que le pide no se exponga más a traumas que podrían afectarle el resto de su vida.

Nacido en Iztacalco, una de las 16 delegaciones del Distrito Federal mexicano, Márquez sin embargo dejó una puerta abierta al asegurar que “si el cuerpo no me responde como antes lo hacía vamos a tener que decir adiós a este deporte que me ha dado todo”.

En octubre de 2013, Márquez perdió la oportunidad de apropiarse de la quinta faja mundial, al ser derrotado por fallo dividido por el estadounidense Timothy “La Tormenta del Desierto” Bradley, donde el norteño expuso el cetro welter de la Organización Mundial (OMB), que obtuvo a través de injusto fallo versus el filipino Manny “PacMan” Pacquiao, un año antes.

Coincidentemente, Pacquiao tendrá la despedida del boxeo frente a Bradley, el 9 de abril próximo, en el MGM Grand, de Las Vegas, donde se enfrentarán por tercera ocasión en sus respectivas trayectorias, con una victoria por bando.

Guerrero de extirpe indoblegable frente a cualquier adversario, Márquez expresó con posterioridad a su fracaso ante Bradley que tomaría un descanso y después analizaría si continuaba en los trajines competitivos, porque sus motivaciones para escalar el cuadrilátero casi habían desaparecido.

Cinco meses más tarde, Márquez se impuso por unanimidad al estadounidense Mike “Mile-High” Alvarado, en el Forum, de Inglewood, California, donde conquistó la faja vacante welter Internacional de la OMB. En el enfrentamiento, el norteño besó el tapiz en el octavo y el azteca un asalto después.

Poco después, Márquez dejó entrever nuevamente la posibilidad del colgar los guantes, pero a finales de 2014 regresó al gimnasio para reanudar los entrenamientos y observar “si mi cuerpo responde”.

“Vamos bien, un poco me ha dado lata una rodilla, la derecha”, dijo Márquez en aquella oportunidad a ESPNDeportes. “Es la misma (molestia) desde antes de (la pelea frente a Mike) Alvarado y me sigue dando lata”.

Días después, su desgastada anatomía le jugó una mala pasada, al sufrir nuevas molestias en la misma extremidad, durante una sesión en el gimnasio Romanza, que le impidió finalizar la jornada, bajo las órdenes del veterano entrenador Nacho Beristáin.

Desde entonces, el tiempo ha seguido su inexorable curso, pero no ha logrado destruir totalmente las ansias de Márquez de ascender nuevamente al encordado y conseguir el quinto título.

Durante el acto de premiación en la capital mexicana, Márquez comentó que sigue su preparación en forma normal, aunque todavía su cuerpo no recibe elevadas cargas, las que definirán si puede regresar o no a la acción competitiva.

“Estoy entrenando, echándole ganas, pero cuando empiece a entrenar fuerte a doble sesión hay que ver cómo responde (la rodilla) y cómo me siento”, aseguró el seguro Salón de la Fama con un brillo de optimismo en sus ojos.

Para incrementar el interés por el regreso, Márquez ha reiterado que es posible un enfrentamiento ante el puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto, recién derrotado por el pelirrojo mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, quien le arrebató la faja mediana del Consejo Mundial (CMB).

Comenta sobre este articulo