Yunier Dorticos Boxeador cuba eab30

Después de años de espera y varios problemas personales que entorpecieron su carrera, el cubano Yunier Dorticós recibió la noticia que esperaba con gran ansiedad: será el retador obligatorio del ruso Denis Lebedev, campeón crucero de la Asociación Mundial (AMB).

Ubicado en segundo lugar en la clasificación de la AMB, el invicto Dorticós y sus representantes tienen vía libre para negociar directamente con el grupo asesor del zurdo Lebedev (28-2-0, 21 KOs).

El monarca de Rusia debía enfrentar al kazajo Beibut Shumenov, titular interino y primero del ranking, pero éste sufrió una lesión que lo ha obligado a un largo período de inactividad, por lo que la AMB ofreció a Dorticós la oportunidad de disputar la corona.

“Estoy que no quepo dentro de la ropa”, dijo Dorticós con profunda alegría al diario El Nuevo Herald. “Pero estoy tomando las cosas con calma, porque se ven cada cosas en el boxeo”.

Nacido en La Habana y radicado en Miami, Dorticós, de 29 años, obtuvo dos victorias el pasado año, la más reciente mediante por la vía del sueño en el segundo asalto al colombiano Fulgencio Zúñiga, el 12 de diciembre en Winston-Salem, Carolina del Norte.

“Espero que Lebedev siga lo establecido por la AMB, acepte mi reto y que nos veamos cara a cara en el cuadrilátero”, añadió Dorticós al periódico del sur de Florida. “Desde hace rato me vengo preparando para algo así”.

Si Lebedev, de 36 años, y con tres triunfos en línea, decide rechazar el pleito contra Dorticós, podría perder la corona. Junto a ello, si decide buscar a otro rival tendría que compensar al cubano con una suma de dinero para que le deje el camino libre.

“Esperamos recibir una llamada de ellos lo antes posible y si no, nosotros estaremos bien activos en las negociaciones”, expresó Boris Arencibia, presidente de Caribe Promotions, compañía que guía los destinos de Dorticós. “Entendemos que esto es un premio al trabajo de años de nuestro boxeador, porque nos hemos ganado el derecho de ir por ese título del mundo”.

De acuerdo con el documento de la AMB, las promotores tienen 30 días para llegar a un acuerdo sobre la bolsa a distribuir, el lugar y otras definiciones sobre el combate.

En la estrategia de Caribe Promotions está efectuar el duelo en Las Vegas o Nueva York, a pesar de que Lebedev tiene mucho arraigo entre los fanáticos de su país y solo ha peleado tres veces fuera de Rusia, dos en Alemania y la otra en Inglaterra.

“Donde él quiera pelear, allí lo voy a buscar, conmigo no hay excusas”, precisó Dorticós. “He tenido altas y bajas en mi carrera, momentos en que pensé que todo acababa, pero ahora veo el fruto de la perseverancia”.

Dorticós se refiere a un incidente de violencia doméstica en 2011, que lo envió a prisión y después tuvo que cumplir largos meses en probatoria, como parte de la sentencia original. Igualmente, para controlar su carácter violento y agresivo, el púgil estuvo durante un tiempo recibiendo terapias para el control emocional.

Después de aquella penosa etapa, Dorticós regresó a los encordados con victoria por la vía del sueño en el tercer episodio ante el estadounidense Willie Herring, el 22 de 22 de febrero, de 2013, en Palm Bay, Florida, donde su rival sufrió una lesión en la pierna, que obligó al tercer hombre del ring a detener las acciones y decretar el nocaut técnico favorable al cubano.

Previo a sus tres éxitos en línea, Lebedev sucumbió por nocaut técnico en el undécimo asalto ante el panameño Guillermo “El Felino” Jones, el 17 de mayo, de 2013, en el Crocus City Hall, de Myakinino, Rusia, donde disputaron la faja crucero, ahora en poder del europeo.

Pero posteriormente se informó que el canalero había dado positivo al diurético furosemida y tras confirmarse el resultado en la prueba B, fue suspendido por dos años y despojado de la corona.

Jones, quien tras cumplir la sanción regresó hace poco en la división completa, conquistó el cinturón de las 200 libras al derrotar por nocaut técnico en el décimo asalto al germano Firat Arslan, el 27 de septiembre de 2008, en la ciudad alemana de Altona.

Comenta sobre este articulo