Kevin Mitchell Ring 27b36

Con visible nostalgia y tras 12 años como púgil profesional, que incluyó dos reveses recientes consecutivos, ambos por la vía del sueño, el inglés Kevin Mitchell anunció que cuelga los guantes definitivamente.

“He peleado durante 22 años desde que me inicié en esta disciplina y mi cuerpo me ha dicho que es suficiente”, dijo Mitchell en sorpresivas declaraciones a la prensa. “Estuve entrenando para enfrentar a Edis Tatli (previsto el 18 de marzo) y realmente sentí que no tengo suficientes deseos para ir cada día al gimnasio”.

Nacido en Romford, en el noreste de Londres, la capital inglesa, “El Martillo” Mitchell (39-4-0, 29 KOs) sucumbió por nocaut técnico en el quinto asalto ante el zurdo venezolano Ismael “El Tigre” Barroso, el pasado 12 de diciembre, en la 02 Arena, de Greenwich, Londres, donde disputaron la faja interina ligera de la Asociación Mundial (AMB).

Mitchell, de 31 años, fue a la lona en el 4to y par de veces en el quinto asalto, cuando el árbitro Howard John Foster detuvo las acciones, transcurridos 2:47 minutos.

Siete meses antes, el también venezolano Jorge “El Niño de Oro” Linares, aplicó el cloroformo a Mitchell, en el décimo episodio, coincidentemente en la misma instalación donde Barroso había vencido al inglés.

Para Mitchell fue la segunda oportunidad frustrada en busca de una corona del orbe, en esa ocasión la del Consejo Mundial (CMB), que estaba en poder de Linares, quien  se repuso a una caída en el quinto asalto, sorprendido por una combinación del europeo.

“Nunca imaginé que (Mitchell) era tan fuerte con el gancho”, dijo el sudamericano minutos después de finalizada la reyerta. “Es fuerte y rápido, pero yo estaba confiado en mi preparación. Cuando caí, me levanté de lo más normal, sin sentir que me había afectado el golpe”.

Mitchell anunció que en lo adelante transmitirá sus experiencias a los púgiles jóvenes, compartiendo gimnasio con el entrenador Tony Sims.

“El gimnasio es un hervidero de grandes talentos y voy a ayudar a Tony en la preparación de esa figuras”, dijo Mitchell, quien reconoció que el entrenador tuvo también una vida azarosa y más tarde ajustó su rumbo en la vida.

“El Martillo” Mitchell tuvo otra oportunidad mundialista en septiembre de 2012, pero resultó anestesiado en el cuarto episodio por el escocés Ricky “Rickster” Burns, quien evitó que se alzara con el cetro ligero de la Organización Mundial (OMB).

En el debut en el boxeo profesional, Mitchell se impuso por nocaut en el primer round frente al ya retirado zurdo irlandés Stevie Quinn, el 17 de julio de 2003. Después de 31 éxitos consecutivos, perdió por la vía del sueño ante el australiano Michael “El Grande” Katsidis, el 5 de mayo de 2010, en West Ham, Londres, donde estuvo en juego la faja interina ligera de la Organización Mundial (OMB).

Tras el fracaso ante Katsidis, Mitchell cayó en una espiral de alcohol y drogas, que le hizo perder el matrimonio y más tarde lo condujeron a otro sonado revés ante Burns. 

“Perdí todo mi dinero en bebidas”, explicó Mitchell sobre lo sucedido en aquel momento. “Gasté en ocho meses más de 100 mil euros, me quedé sin un centavo y tuve que ir a vivir con mi madre. Fue un verdadero desastre lo que hice con mi vida”.

Comenta sobre este articulo