Chihuas Rodriguez 3242c

Tras su victoria en agosto de 2014 sobre el japonés Katsunari Takayama, en pelea unificatoria de los títulos pajas de la OMB y de la FIB, parecía que el cielo sería el límite para el mexicano Francisco “Chihuas” Rodríguez, pero a finales de ese mismo año comenzó a hundirse en una espiral que lo llevó a rescatar un empate en Filipinas ante un retador de último momento de nombre Jomar Fajardo, con quien tuvo que medirse en revancha para probarle a la afición que sólo había sido una mala noche. 

Una vez que le pasó por encima a Fajardo, el “Chihuas” sucumbió a manos de Donnie Nietes y Moisés Fuentes, dejando claro que se sobreestimaron los alcances de este jovencito de 22 años, que apenas está caminando en el boxeo. 

Pretendieron hacerlo correr y Rodríguez no pudo cargar con el lastre que llevaba en la mochila. Es por eso que en este 2016 aflojó un par de tornillos a la máquina y tanto él como su equipo decidieron bajar la velocidad a la marcha. 

El pasado sábado en su natal, Monterrey, México, se reencontró con el triunfo al imponerse por decisión unánime sobre su compatriota Ramón “Príncipe” García, quien a pesar de caer a la lona en un par de ocasiones durante el séptimo round, regresó con fuerza y cerró a tambor batiente los rounds restantes de una pelea programada a diez. 

Irse a la distancia favoreció al “Chihuas” Rodríguez, ya que necesitaba calarse en un enfrentamiento de verdadero nivel en el que tuviera reales posibilidades de reencontrarse con el triunfo. 

“Fue una pelea muy importante con un rival muy importante también, porque sabíamos que si ganábamos nos iba a dar la confianza y la seguridad que habíamos perdido,” reveló el púgil regiomontano al final de la pelea. 

Ramón García es un ex campeón del mundo, que si bien viene cuesta abajo en su carrera, no deja de ser peligroso. Y el sábado dejó testimonio de ello. 

El arranque del careo fue bastante complicado, Rodríguez lució fuera de distancia los primeros tres episodios y parecía que se le venía la noche encima. Sin embargo, fue capaz de darle la voltereta y de convertirse en el mandamás de las acciones. 

“De repente sí la pensaba para tirar, todavía no agarro totalmente mi confianza, pero la vamos a ir agarrando poco a poco en cada pelea, vamos a ir mejorando eso se los aseguro,” agregó el ex doble campeón del mundo, quien es asesorado por el “Cesar del Boxeo”. 

“Vamos a seguir preparándonos más fuerte que ahorita y muy motivamos porque estará en nuestra escuadra Julio Cesar Chávez,” finalizó. 

Se espera que en los próximos días Francisco Rodríguez firme un contrato de representación con J.C. Chávez, quien comenzará a impulsar el talento joven que viene empujando fuerte en la escena nacional. 

Crédito Fotos: Promociones Zanfer