Cuatito Ruiz Julio Ceja fb72d

Anaheim (California).-Una fulminante derecha recta de Hugo Ruíz a la mandíbula del también mexicano Julio Ceja y simultánea lesión en el pie del campeón, provocaron que la corona súper gallo del Consejo Mundial (CMB) pasara a manos del retador, el 27 de febrero, en el Honda Center, de Anaheim, California.

 “Cuatito” Ruíz (36-3-0, 32 KOs) había vaticinado que en esta revancha el resultado sería opuesto al que ocurrió el 28 de septiembre pasado, cuando “Pollito” Ceja (30-2-0, 27 KOs) lo anestesió en el Staples Center, de Los Ángeles, California, donde disputaron el cetro Interino del Consejo Mundial (CMB), en las 122 libras.

 Pero ahora Ruíz resultó el verdugo en un resultado inesperado por la rapidez en que ocurrió el desenlace. Estaba a punto de concluir el primer minuto de combate, cuando el retador conectó con su mano derecha al rostro del monarca, quien cayó de espaldas y comenzó a cojear de su pie derecho mientras se levantaba y el árbitro Tom Taylor le hacía la cuenta protectora.

 De inmediato el réferi Taylor le dijo a Ceja que avanzara hacia él, le limpió los dos guantes y le preguntó si estaba en condiciones de continuar, aunque resultaba evidente que el púgil había sufrido un trauma en la pierna y sería poco probable que pudiera llegar al límite de los 12 asaltos programados.  

 Reanudada las acciones, Ruíz se abalanzó sobre Ceja, quien afectado por el golpe y por la lesión, poco pudo hacer para mantenerse en pie, lo que obligó al tercer hombre del ring a decretar el nocaut técnico y el fin del pleito.

 “Venía muy bien preparado y dispuesto a noquearlo, pero también a pelear 12 asaltos si era necesario”, dijo Ruíz con inocultable alegría después de la victoria. “Por eso este nocaut en el primer asalto me deja muy satisfecho”.

 Ruíz expresó que hizo un gran campo de entrenamiento sin descuidar detalles, porque conoce la calidad de Ceja, que “es un gran boxeador, de mucha pegada y siempre dispuesto a responder golpe con otro golpe”.

 Como Ceja casi no podía caminar, sus colaboradores lo sacaron en camilla del recinto y lo trasladaron a un hospital para hacerle las pruebas médicas de rigor, que confirmaron sufrió una fractura en el tobillo derecho durante la caída del primer asalto.

 Contador público de profesión, Ruíz, de 29 años, había expresado que tendría ventaja sobre Ceja en velocidad y poder. Y que desde el inicio seguiría idéntico plan táctico al que utilizó en septiembre pasado, cuando salió a buscar el nocaut con el campanazo inicial.

 Aseguró que no obstante continuar con su enfoque agresivo para conseguir la victoria, había previsto ciertos ajustes estratégicos, para no repetir los errores que lo condujeron al fracaso cinco meses atrás. 

Comenta sobre este articulo