Canelo Alvarez Peso Medio 2a3b6

Han pasado los tiempos en que definir la división protagónica en el boxeo profesional era bien sencillo. 

Todos de inmediato miraban hacia los Pesos Pesados, donde junto a consagrados líderes como los estadounidenses Jack Dempsey, Joe Luis, Rocky Marciano, Muhammed Alí, o Mike Tyson -por citar apenas un quinteto entre los más relevantes de la historia-, había otros aspirantes que ponían en peligro esos liderazgos, basados en talento, carisma y supremacía indiscutibles.

Los tiempos cambiaron radicalmente, pues los llamados Pesos Completos quedaron relegados.

Aunque justo es reconocer que la imbatibilidad por más de nueve años del ucraniano Wladimir Klischtko, en el vigente siglo, mantuvo latente la atención sobre los mastodontes, hasta que el británico Tyson Fury lo apeó de su pedestal, en una pelea para el olvido, el 28 de noviembre de 2015, en Dusseldorf, Alemania.

Los Welters, merced al atractivo financiero del retirado multicampeón estadounidense Floyd Mayeather Jr. (49-0), y su rivalidad con el astro filipino Manny Pacquiao, fueron también foco de atención en el pasado reciente, pero resulta indiscutible que hoy por hoy el protagonismo se lo lleva el llamado Peso Medio (o Mediano), en el rango hasta las 160 libras.

Y es que en ese marco de kilogramos de biología humana se desenvuelve el hombre que parece destinado a ser el principal atractivo monetario de la época, el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez (46-1-1, 32 KO’s), junto a otros poderosos candidatos a la supremacía absoluta, con destaque supremo para el kazajo Gennady Golovkin (34-0-0, 31 KO’s).

El cierre de 2015 acentuó esa realidad, pues la mejora sustancial de “Canelo”, que se dio el lujo de vencer al ícono boricua Miguel Cotto, fue complementada por el paso imbatible y demoledor por los cuadriláteros de Golovkin.

Y como mismo hubo antes una desmedida expectativa por el duelo Mayweather Jr. vs Pacquiao, existe hoy un interés marcado por ver frente a frente a “Canelo” y Golovkin, para ver quién es el rey absoluto de los medianos, e incluso, del pugilismo rentado en general.

La inesperada caída (bueno, así lo percibieron muchos, entre quienes me incluyo) del hasta entonces imbatido estadounidense de raíces cubanas Peter Quillin, ante su compatriota Daniel Jacobs, que regresó triunfalmente a los cuadriláteros tras noquear a un gran enemigo de la humanidad llamado cáncer, contribuyó a acrecentar el interés por ese espacio de peso comprendido entre las 155 y las 160 libras.

Este 2016 está plagado de incógnitas, y algunas de las más significativas involucran al peso mediano.

¿Se baten por fin GGG Golovkin y “Canelo” Alvarez? ¿Decide Peter Quillin ir a la  revancha contra Jacobs, o como comentó recientemente, sube a las 168 libras, donde el estadounidense Andre Ward intenta validar su invicto y salir del ostracismo al que le han sometido las lesiones?

Es apenas una muestra de todo lo que se mueve alrededor de la citada categoría, que de alguna manera recibe influencia desde abajo, y es el caso del monarca Welter cubano Erislandy Lara, o desde arriba, y ya mencionamos que en esa escala de los pesajes se encuentra el por ahora invencible Ward.

Comenta sobre este articulo