Jessie Vargas y Sadam Ali  Pesaje 4e4a3

Jessie Vargas considera que el también estadounidense Sadam Ali, su rival el 5 de marzo en Washington, está por debajo de su nivel, por lo que conquistará la faja vacante welter de la Organización Mundial (OMB). Pero curiosamente, el campamento del invicto Ali tiene idéntico criterio sobre el rival y lo que sucederá en la capital estadounidense, donde serán respaldo del pleito entre los mastodontes Luis “King Kong” Ortíz y Tony “El Tigre” Thompson.

Con un solo revés en su carrera, que ocurrió en el último combate, Vargas (26-1-0, 9 KOs) intenta consolidarse en las 147 libras, en la que hará la segunda presentación consecutiva, pero un tropiezo ante Alí (22-0-0, 13 KOs) lo haría meditar seriamente en la necesidad de descender a súper ligero (140 libras), categoría en la que ostentó el cetro mundial.

“(Alí) no está en mi nivel”, dijo el estadounidense Vargas a The Ring, la llamada Biblia del Boxeo. “Y estaré sobre el cuadrilátero para demostrarlo el día del combate”.

Al referirse a su oponente, Vargas expresó que carece de la experiencia que él posee, lo que será otro factor para que salga con el brazo en alto. “He enfrentado a boxeadores de clase mundial desde el comienzo de mi carrera”, argumentó el nacido en Las Vegas, Nevada.

“He derrotado a varios púgiles invictos y estoy seguro haré lo mismo el 5 de marzo”, añadió en señal directa a Alí, quien no conoce el sabor del fracaso en 22 pleitos en las filas rentadas. “Me he preparado con profundidad para esta pelea y no voy a dejar de presionar desde el principio para evitar que el resultado quede en manos de los jueces”.

Vargas, de 26 años, sucumbió por unanimidad ante su compatriota Timothy “La Tormenta del Desierto” Bradley, el 27 de junio del pasado año, en el StubHub Center, de Carson, California, donde intentaba obtener el cinturón interino welter de la Organización Mundial (OMB).

Catorce meses antes, Vargas se alzó con la faja súper ligera de la Asociación Mundial (AMB), al doblegar por fallo unánime de los oficiales al zurdo ruso Khabib “El Halcón” Allakhverdiev, en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas.

Pero como dice el refrán “una cosa piensa el borracho y otra el cantinero”.

“Vargas no pasa del octavo o noveno asalto”, dijo Andre Rozier, entrenador de Alí. “No creo que Jessie tenga el mismo nivel de Sadam. Considero que Sadam posee un nivel superior en todos los aspectos”.

Nacido en Brooklyn, Nueva York, Alí, de 27 años, viene de vencer unánime al estadounidense Francisco “Chia” Santana, el 25 de abril del pasado año, en el Madison Square Garden, de Nueva York.

“Nos quedamos con deseos de enfrentar a Bradley”, añadió Rozier. “Pero ahora tenemos que vencer a Jessie, que es lo que está sobre la mesa, crear el ambiente necesario y seguir adelante con nuestros objetivos que es buscar grandes peleas ante adversarios ubicados en la cima”.