Chocolatito vs McWilliams d908b

Sea para que le sirva de autosugestión positiva o con el propósito de contrarrestar las opiniones adversas que le otorgan pocas posibilidades de triunfo, el puertorriqueño McWilliams Arroyo asegura que no lo intimida el nicaragüense Román González, considerado el mejor libra por libra del mundo en la actualidad.

Ahora con 30 años, Arroyo (16-2-0, 14 KOs) tiene, sin dudas, el combate más trascendental de su carrera en las filas rentadas, que comenzó en febrero de 2010, y sería una de las sorpresas más grandes del pugilismo moderno si consigue su añorado sueño de doblegar al centroamericano, triunfador por la vía del sueño en 15 de los 16 últimos pleitos.

En abril pasado, el gemelo Arroyo se impuso por nocaut técnico en el tercer episodio al zurdo mexicano Víctor “Pelón” Ruíz, en el coliseo José M. Agrelot, de San Juan, la capital de Puerto Rico.

“Es ahora o nunca”, dijo Arroyo a un medio boricua en relación con el duelo previsto el 23 de abril, en El Forum, de Inglewood, California. “Tengo la mente clara y sé que es un gran campeón, pero mi sueño es ser campeón  mundial profesional y quiero aprovechar esta gran oportunidad”.

Arroyo no pudo conquistar la corona del orbe en septiembre de 2014, cuando sucumbió por fallo dividido ante Amnat Ruenroeng, en Tailandia, donde disputó al peleador local la faja mosca de la Federación Internacional (FIB).

“Tengo 30 años de edad y mucha experiencia como boxeador”, añadió Arroyo. “En los próximos cinco años no adquiriré más experiencia, por lo que esta es la oportunidad de la vida, la acepté y la voy a aprovechar”.

Pero una cosa son las palabras y otra los hechos, porque ante un peleador con las características y talento de “Chocolatito” González, parece muy improbable que Arroyo pueda alcanzar su objetivo, ya que “Chocolatito”, de 28 años, se ha convertido en un púgil demoledor que aniquila a sus rivales con rapidez, pegada y exquisito boxeo.

Diez nocauts en forma sucesiva y 15 en los últimos 16 enfrentamientos resultan convincentes de la calidad pugilística de González, reconocido por muchos sitios especializados como el Mejor Libra por Libra del mundo en la actualidad.

En esa racha, el mexicano Juan Francisco “Gallo” Estrada (33-2-0, 24 KOs) es el único que ha llegado hasta el límite de los 12 asaltos frente a los poderosos puños de González, quien se impuso al azteca por unanimidad en Los Ángeles, California, el 17 de noviembre de 2012, cuando disputaron el cinturón minimosca de la Asociación Mundial (AMB).

Y es precisamente el duelo González-Estrada el que piden a gritos los amantes del boxeo, pues el azteca posee las fajas de súper campeón de la AMB y la de la Organización Mundial (OMB) en la misma categoría del pinolero.

Lamentablemente, el boxeo actual está regido por los intereses de los promotores y las televisoras, que hacen causa económica común como factor prioritario y dejaron en el pasado aquellos combates obligatorios entre los mejores boxeadores de cada división.

Retomando el tema de “Chocolatito”, en 2015 alcanzó tres victorias, todas por la vía del sueño, lo que condujo a ESPN a elegirlo como el más sobresaliente en esos 12 meses, por delante del mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y el kazajo Gennady Golovkin, ambos con excelentes resultados en la temporada.

El púgil centroamericano cerró el año ofreciendo una magistral demostración ante el estadounidense y ex campeón mundial Brian “El Hawaiano Punch” Viloria, al que demolió en el noveno asalto, el 17 de octubre en el emblemático Madison Square Garden, de Nueva York, donde el vencido salió con mucha agresividad e intercambiando metralla con González, quien poco a poco impuso el ritmo de las acciones y acabó aniquilando a su adversario.