Zulina adentro d4837

Como un suicidio deportivo puede catalogarse el combate que sostendrá la retadora irlandesa Christina McMahon frente a la consagrada campeona mundial Zulina Muñoz, el 12 de marzo, en el Gimnasio Municipal de Ciudad Juárez, México.

Porque además de su corta experiencia profesional de solo ocho combates, “El Relámpago” McMahon se las verá ante un público entusiasta que respaldará hasta el delirio a “La Loba” Muñoz (45-1-2, 27 KOs), quien hará la octava defensa del cetro súpermosca del Consejo Mundial (CMB).

La mexicana Muñoz definió los intentos de McMahon, de conquistar la corona en territorio aztec, como un acto casi irracional, en el que todas las variables conducen a que salga con el brazo con el alto.

“Ella viene por mi título, pero le va a costar mucho trabajo (conseguirlo), porque entrará a la cueva del lobo”, dijo Muñoz en sentido figurado durante una rueda de prensa en la capital mexicana.  “Tiene gran experiencia, quizá no en boxeo, pero sí algo parecido”, una referencia a los resultados de su oponente en el campo amateur e igualmente en casi 200 combates en la modalidad de kickboxing.

Muñoz, de 28 años, se impuso unánime en pelea revancha el pasado septiembre a la uruguaya Gabriela “Gaby” Bouvier, en el Distrito Federal de México, donde la visitante besó la lona en el octavo asalto.

“La victoria anterior ya es parte de mi historia”, añadió Muñoz. “Mi mente está enfocada en nuevo retos y eso lo tenemos claro todos en mi equipo de trabajo. Quiero defender mi título muchas veces más, quiero dejar una huella”.

El único revés en la carrera de Muñoz ocurrió frente a la belarús radicada en Alemania Alesia Graf, quien la derrotó en la ciudad alemana de Rostock, el 15 de septiembre de 2007, cuando disputaban el título de las 115 libras, correspondiente a la Unión de Boxeo Global (Global Boxing Union, en inglés).

Casi siete años más tarde Muñoz logró el desquite en la revancha ante Graf, en un pleito que concluyó en el sexto asalto, debido a un cabezazo accidental de la azteca, que provocó una herida en el arco superciliar izquierdo de la europea y obligó al árbitro Kenny Bayless a suspender las acciones, tras la recomendación del médico de turno.

McMahon, de 41 años, sucumbió por fallo de los tres jueces ante la zurda jamaiquina de 48 años Alicia “Slick” Ashley, el pasado octubre, en Brooklyn, Nueva York, donde lucharon por la faja vacante súpergallo del Consejo Mundial (CMB).

“Me imagino el domingo viajando a Irlanda con otro cinturón en mis manos”, dijo McMahon ante los medios, obviando todos los factores que tendrá en contra. “Para eso me preparé durante muchos meses, para quitarle el cinturón a La Loba y más importante porque será aquí en México”