Amir Khan Rival Canelo Alvarez 8c564

Para la gran mayoría del mundo del boxeo, el inglés Amir Khan transita por el camino exacto que lo convierte en “carne de cañón” frente al monarca mundial mediano, el mexicano Saúl Alvarez, a quien enfrentará el 7 de mayo, en Las Vegas

El criterio generalizado es que al margen de sus indiscutibles virtudes boxísticas, “King” Khan (31-3-0, 19 KOs) está expuesto inexorablemente a la impunidad de los poderosos golpes de su oponente,  que lo superará ampliamente en peso y masa corporal cuando asciendan al cuadrilátero de la nueva T-Mobile Arena, en un enfrentamiento que será transmitido bajo el concepto de Pago-Por-Ver (PPV).

Por supuesto, no se trata de carencia de méritos de Khan, quien ha sido monarca del orbe súper ligero en dos organizaciones, sino por verse obligado a ascender desde las 147 a las 155 libras (catchweight), peso que en el que azteca ha disputado sus últimos cuatro pleitos, aunque la noche de la reyerta ha subido cerca de 20 libras más.

Pero Khan, de 29 años y cinco victorias en línea, está convencido que muchos de sus detractores y de los que se inclinan por el pelirrojo mexicano en las apuestas, tendrán una sorpresa desagradable, porque en estos días previos ha exhibido suficientes atributos para salir con el brazo en alto.

“Realmente creo que tengo las oportunidades para derrotarlo (a Canelo) y si lo logro, definitivamente seré uno de los mejores peleadores del mundo”, dijo Khan en declaraciones a Sky Sports.

Khan reconoce que será un combate muy duro, porque nunca ha peleado en la división mediana y porque Canelo es un peleador muy fuerte, de reconocida pegada, aunque estima que tendrá respuesta para cada detalle que presente el plan táctico del mexicano.

“Con mi entrenador (Virgil Hunter) hemos ido ajustando un plan de pelea, que debe conducirnos a la victoria”, expresó Khan en su campo de entrenamiento en San Francisco,  California.

El nacido en Inglaterra precisó que ni a él ni a su técnico (Hunter) le preocupa lo que debe o puede hacer Canelo para contrarrestar su velocidad, sino que solo tiene en mente cumplir lo que le corresponde y esa será la fórmula para alcanzar el objetivo, que no es otro que la corona mundial de las 160 libras, versión Consejo Mundial (CMB).

“La velocidad, la movilidad, mantenerme a la distancia y encontrar el momento oportuno para conectar mis golpes”, reconoció Khan que serán sus armas más efectivas en el enfrentamiento. “Sin embargo, tendré varios planes alternativos por si falla alguno, tener uno o más, conforme avance el combate”.

Más contundente fue Hunter, al evaluar las cualidades boxísticas de Canelo, al considerar que no tiene un poder en sus puños que pueda causarle excesiva preocupación.

“No ha noqueado a ningún rival en peso súperwelter, además de James Kirkland, que se presentó si una buena preparación” y fue anestesiado en el tercer episodio, en mayo de 2015, en Houston, Texas, afirmó Hunter en rueda de prensa en Los Ángeles. “Y tampoco (Alfredo) ´El Perro´ Angulo tomó en serio la preparación, lo cual puedo asegurar porque yo estaba en su esquina”.

El técnico estadounidense reconoció que al principio no le agradaba la idea de enfrentar a Khan a Álvarez, pero después cambió de opinión al analizar que su discípulo había agregado mucho tonelaje a su cuerpo para el duelo frente a Christopher Algieri en mayo del pasado año en Nueva York.

“Él (Khan) vino con un peso de 166 o 167 libras, a pesar que mientras estuvo en Inglaterra sin una pelea cercana, le mandé a un preparador físico, que lo asesoró durante ocho semanas”, argumentó Hunter. “Fue cuando comprendí que tendríamos algunos problemas para bajar hasta las 147 libras, como sucedió en sus dos últimos combates, en los que no le resultó fácil dar ese peso”.

Convencido de cómo se presentará su pupilo al enfrentar a Canelo Álvarez, Hunter señaló que (Khan) dará sin problemas el peso pactado de 155 libras y llegará a la pelea, el siguiente día en unas 161 libras.