Jelena Mrdjenovich vs Soledad Matthysse b859c

Una combinación de ganchos de derecha e izquierda al rostro de la campeona Soledad Matthysse la envió directo a la lona en el último round. Aunque logró incorporarse para continuar la pelea, ya la suerte estaba echada en una pelea que iba bastante pareja. Los jueces dieron una decisión unánime, con puntajes  de 96-93, 96-93 y 97-92 en favor de la nueva campeona mundial peso pluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), la canadiense Jelena Mrdjenovich.

El encuentro se realizó el viernes 11 de marzo en el Shaw Conference Center de Edmonton, Canadá. Era la revancha de la pelea que tuvieron ambas pugilistas en Argentina en agosto pasado, cuando Matthysse derrotó por decisión unánime a Mrdjenovich y se hizo acreedora a los títulos unificados.

No sabemos hasta qué punto el réferi del combate, el canadiense Len Koivisto pudo haber influido en el desempeño de la argentina, quien inició con bríos y rapidez la pelea, pero fue constantemente reprendida y presionada por el árbitro desde el mismo inicio del combate, aunque no sucedía lo mismo cuando la retadora y peleadora local sujetaba a Matthysse por la cabeza, la empujaba hacia abajo o le hacía llaves. La actitud del réferi pudo haber sacado de concentración a Matthysse, pues cambió notoriamente la estrategia de pelea que traía desde el inicio de las acciones.

Soledad Matthysse no esperó a que la retadora viniera a buscarla. En cuanto sonó la campana que daba inicio a las acciones, salió a buscar a Mrdjenovich. Aunque la canadiense era más alta, Matthysse lograba penetrar su guardia, mostrando mucha movilidad en el ring, para evitar ser blanco fácil de los poderosos puños de la retadora, quien ha resuelto 19 de sus 47 combates por nocaut.

A partir de la mitad del encuentro, la pelea se volvió bastante enredada, con mucho amarre antirreglamentario y mucho empujón por parte de ambas boxeadoras.  La campeona Matthysse fue bajando el ritmo de la pelea, lo que dio pie para que la retadora empezara a conectar buenas combinaciones.  Luego del sexto round, la canadiense empezó a sangrar por la ceja derecha, pero fue tratada muy bien en la esquina por el experimentado hombre de las cortadas Miguel Díaz.

El octavo round fue el preludio de lo que vendría después.  Mrdjenovich logró sacudir violentamente a Matthysse con varios cruzados a la cabeza. La campeona consiguió capear el temporal y sobrevivir a duras penas.  A Mrdjenovich se le abrió una profunda herida en el pómulo izquierdo, por la que manaba abundante sangre. La esquina de la canadiense alegó que había sido producto de un cabezazo.

Hacia el final del combate, ya Matthysse no se movía tanto, no se desplazaba igual y su ataque era desordenado. Eso permitió que Mrdjenovich, mucho más lenta que ella, le conectara buenos golpes. Salieron del centro del ring y se acercaron a las cuerdas, donde tenía mayor ventaja la retadora.

Iniciando el último round, Mrdjenovich le hizo una llave de lucha libre a Matthysse, agarrándola por el cuello y lanzándola a la lona. El réferi no lo contabilizó como caída oficial. Unos segundos después, la canadiense la pescaría con la serie de cruzados que tumbaron a la campeona para el conteo de protección y sellaron la victoria a favor de la retadora.

“Pensé que eso era todo para ella, cuando cayó a la lona, pero eso es lo que diferencia a los campeones”, dijo Mrdjenovich. “Por eso es que (Soledad) ha sido dos veces campeona, y por eso estamos unificando la división, porque ella es dura como un clavo”, comentó la nueva campeona, cuyo record ahora es de 47 peleas, con 36 triunfos (19KO), 10 derrotas y 1 empate.

Desde ya se habla de una tercera pelea entre ambas contrincantes, pues dieron gala de entrega y valentía en el combate sin que hubiera una clara dominante de las acciones sobre el ring. El palmarés de Matthysse quedó en 23 combates, 14 victorias (1KO), 8 pérdidas y 1 empate.

Comenta sobre este articulo