Andre Ward Boxeador e40a3

Aunque el boxeo está lleno de sorpresas a lo largo de la historia, el estadounidense Andre Ward, ex campeón mundial súper mediano, parte como amplio favorito para vencer por cualquier vía al cubano Sullivan Barrera, el 26 de marzo, en Oakland, California.

En duelo de invictos, “El Hijo de Dios” Ward, de 32 años, chocará con Barrera, de 33, quien además de ser un semipesado natural, posee una sólida pegada e indiscutible dominio técnico, que podría complicar las aspiraciones del norteño de enfrentar al campeón mundial ruso Sergey Kovalev en el siguiente compromiso.

No hay dudas que esa subestimación de las cualidades del cubano Barrera (17-0-0, 11 KOs) se convierten en un factor adverso para Ward, quien constantemente se refiere a los detalles del duelo ante “El Triturador” Kovalev (28-0-1, 25 KOs) como si Barrera fuera un ser etéreo, inmaterial, o un fantasma o ilusión óptica.

Causa sorpresa que tanto Kovalev como Ward están convencidos de que chocarán en los meses finales de 2016, si tener en cuenta la trayectoria de Barrera, vencedor por la vía del sueño en sus últimos seis combates, el más reciente en el quinto asalto ante el fuerte armenio radicado en Alemania, Karo Murat, derrotado también por Bernard Hopkins en 2013, cuando intentaba adueñarse de la corona de la Federación Internacional (FIB) en la categoría semipesada.

“Estoy en forma, también enfocado en mi futuro y con mucha más hambre (de victorias)”, dijo Ward en conferencia telefónica, al referirse a su ascenso a la categoría semipesada. “Definitivamente uno se siente más fuerte cuando no tiene que perder libras para hacer el peso”.

Ward tenía previsto enfrentar al colombiano Alexander Brand, el 21 de noviembre, en Las Vegas, donde el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez venció unánime al puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto, en la discusión de la corona vacante mediana del Consejo Mundial (CMB), pero sufrió una lesión en la rodilla derecha durante los entrenamientos, que lo obligó a tomar descanso y en consecuencia a suspender el pleito ante Brand.

Cinco meses antes, y tras una inactividad de casi dos años, Ward regresó a la acción competitiva con nocaut técnico en el noveno asalto frente a Paul Smith, el 20 de junio pasado, en la Oracle Arena, mismo escenario donde rivalizará contra Barrera.

A pesar del prolongado alejamiento del cuadrilátero, en su regreso Ward ratificó que mantiene las habilidades (velocidad, buen boxeo y exquisita defensa) que lo ubicaron entre los mejores libra por libra del mundo varios años atrás.

Como factor adverso en su carrera, Ward, de 31 años, apenas ha combatido tres veces en la misma cantidad de años, primero debido a una disputa de negocios con el fallecido promotor Dan Goosen y luego a causa de las lesiones.

Resueltos los problemas contractuales que impidieron su presencia en los encordados, en enero de 2015 Ward firmó un pacto promocional con la empresa Roc Nation Sports, compañía que intenta relanzar la carrera del boxeador después de aquel lamentable impax.

“A pesar del ascenso, siento que tengo mi velocidad y todas las cosas que me llevaron a la cima en la división súpermediana”, añadió Ward. “Y para ser honesto, estoy mucho más feliz, porque ahora no tengo que matarme para dar el peso”.

Barrera y su grupo de trabajo valoran como un irrespeto que Ward minimice este enfrentamiento, considerando que no tiene ninguna duda del resultado positivo, lo que, aseguran, es un elemento incentivador para el boxeador cubano.

“Respeto a Andre Ward, pero este es mi momento”, dijo Barrera sobre el pleito contra el norteño. “Estoy listo para esa pelea y para demostrar que ha cometido un enorme error al no tomarme en cuenta con mayor seriedad”.

Sullivan 1bf00

El gladiador cubano ocupa el primer lugar en la clasificación de la FIB, mientras Ward aparece en el cuarto escalón de la organización que tiene como monarca al ruso Kovalev.