Abel Sanchez Entrenador ab526

Para la gran mayoría de los expertos del boxeo, el triunfo del invicto estadounidense Andre Ward sobre el cubano Sullivan Barrera es de “puro trámite”, por lo que el norteño enfrentara en el siguiente compromiso al ruso Sergey Kovalev, múltiple monarca de la división semipesado.

Ex monarca del mundo en par de ocasiones en la categoría súper mediana, “El Hijo de Dios” Ward (28-0-0, 15 KOs) se enfrentará al también imbatido Barrera (17-0-0, 12 KOs), el 26 de marzo, en la Oracle Arena, donde el estadounidense hará su debut en las 175 libras.

Pero una figura de indiscutible prestigio como es el mexicano Abel Sánchez, entrenador de Barrera, pone en duda que Ward será el ganador, porque existen varios aspectos de indiscutible peso, que no se están valorando al considerar al estadounidense como amplio favorito.

“Fuimos testigos de un Ward en el pasado que no hemos visto últimamente”, dijo Sánchez, elegido Entrenador del Año 2015, por la Asociación de Escritores de Boxeo de Estados Unidos. “Varios años atrás Ward estuvo en la cima del boxeo, pero desde entonces ha peleado solo en dos ocasiones”.

Ward venció unánime al dominicano Edwin “La Bomba” Rodríguez, en noviembre de 2013, por la corona de súper campeón de la Asociación Mundial en las 168 libras, pero a partir de ahí afrontó problemas contractuales y de lesiones que lo mantuvieron alejado de la acción competitiva hasta junio de 2015, cuando aniquiló en el noveno asalto a su coterráneo Paul Smith, en la Oracla Arena, mismo sitio donde enfrentará a Barrera.

“Sullivan se ha preparado en forma exquisita”, explicó Sánchez durante un alto en su gimnasio ubicado en Big Bear Lake, California, sede en la que ha guiado la preparación de varios monarcas mundiales, el más renombrado en la actualidad, el kazajo Gennady “GGG” Golovkin, uno de los mejores libra por libra del pugilismo actual.

Sánchez consideró que Sullivan además de combatir en su categoría “natural”, tiene un estilo muy depurado, en el que se combinan las cualidades propias de la llamada “escuela cubana”, con ingredientes propios de los conceptos de Sánchez, lo que en su opinión dificultaría el desenvolvimiento de Ward.

“Barrera irá al ataque desde el principio, mostrará un plan táctico que puede variar en el transcurso del pleito, pero lo principal es que no dejar? respirar ni un segundo a Ward”, precisó Sánchez. “Estoy seguro hará un gran combate, de mucha exigencia para Ward, quien debe probar que pertenece a las 175 libras”.

Con 33 años, Barrera viene de aplicar el cloroformo en el quinto episodio al fuerte armenio radicado en Alemania, Karo Murat, quien también fue derrotado por el legendario Bernard Hopkins, en 2013, cuando intentaba adueñarse de la corona de la Federación Internacional (FIB), que hoy ostenta Kovalev.

Y es “El Extraterrestre” Hopkins otro de los que afirma que Barrera no llegará al fin del pleito y caerá a más tardar en el quinto round, pues Ward es un peleador de gran técnica y rapidez, y que posee muchos más recursos que el caribeño.

En rechazo de las palabras de Hopkins salió el colombiano Luis Molina, manager del cubano radicado en Miami. “Barrera está como un cuchillo”, expresó Molina a ESPN Miami radio. “Y si pelea como ha se ha entrenado durante esta semana es casi imposible que Ward gane”.

Molina explicó que Barrera está obligado por contrato a concederle la revancha a Ward, lo que pondrá un obstáculo que dilatará el enfrentamiento del llamado “Hijo de Dios” ante el “Triturador” Kovalev.

“Sullivan tiene un talento impresionante, ha crecido como boxeador, ahora es más agresivo y sabe que ese estilo es el que buscan los fanáticos”, insistió Molina. “Y no va a permitir que Ward cumpla con su plan táctico. Ese 80 por ciento que no le da posibilidades a Barrera de vencer a Ward se va a llevar una sorpresa”.

Comenta sobre este articulo