Canelo vs GGG 1a2f5

Cuando escucho los tejes y manejes sobre el esperado pleito entre el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y el kazajo Gennady Golovin, ambos campeones mundiales de la división mediana, viene a mi mente la utilizada frase en español “el papel aguanta todo lo que le pongan”.

Porque de acuerdo con el Consejo Mundial (CMB), ambos gladiadores firmaron un documento para iniciar negociaciones después que uno y otro cumpla con su compromiso inmediato, el del azteca ante el inglés Amir Khan, el 7 de mayo, en Las Vegas, y el de “GGG” Golovkin versus Dominic Wade, el 23 de abril, en Los Ángeles.

Álvarez (46-1-1, 32 KOs) posee la faja “absoluta” del CMB, en tanto el invicto Golovkin (34-0-0, 31 KOs) posee el cinturón interino, ambos en las 160 libras.

Según Mauricio Sulaimán, presidente del CMB, los dos púgiles y sus promotores respaldaron con sus respectivas rúbricas el legajo que establece el combate para el venidero otoño.

“El acuerdo es absolutamente claro y definitivo”, dijo Sulaimán a ESPNDeportes. “Golovkin y ´Canelo´firmaron un acuerdo para hacer primero una defensa voluntaria de sus títulos y después comenzar las negociaciones para el enfrentamiento bilateral. Todo lo demás es especulación y ajeno al CMB”.

Pero existen obstáculos que ponen en peligro la concreción del duelo, que de efectuarse se inscribiría como uno de los más trascendentales de este año 2016.

El propio “Canelo” Alvarez ha reiterado en múltiples ocasiones, que el pleito debe efectuarse en un peso ajustado (catchweight) de 155 libras, tal como ocurrió frente al puertorriqueño Miguel Cotto, cuando conquistó la faja vacante, el 21 de noviembre pasado, en el hotel y casino Mandalay Bay, de la Ciudad del Pecado, y también en cuatro de sus reyertas precedentes.

“Si Golovkin quiere pelear tendrá que hacerlo en 155 libras o no hay pelea”, enfatizó categórico Eddy Reynoso, entrenador principal del azteca. “No necesitamos a GGG”.

“Canelo” estima que ya otorgó ventajas cuando enfrentó a Mayweather Jr. en 2013, cuando fue forzado a un acuerdo contractual para pelear en un peso ajustado de 152 libras y también lo hizo en las negociaciones para el compromiso versus Cotto.

“Ya sacrifiqué muchas cosas para estar donde me encuentro ahora”, explicó Alvarez anticipando que impondrá sus propias condiciones para que se concrete la pelea contra Golovkin. “Y ahora estoy en posición que me permite no dar ventajas a nadie”.

El pelirrojo mexicano dijo que si ocurren las negociaciones con Golovkin serán en un peso donde ambos se encuentren cómodos, aunque ratificó que durante ciertos períodos de su carrera había cedido ante las exigencias de sus rivales y ahora puede elegir lo que desea y nunca más ofrecerá ese tipo de ventajas a algún oponente.

Sin embargo, Abel Sánchez, entrenador principal de Golovkin, precisó en Los Ángeles, que no habrá concesiones en el peso y que “Canelo” debe cumplir con el límite establecido para la categoría.

“La pelea es por el título de peso mediano y el límite son las 160 libras”, dijo a ESPN Sánchez, elegido el Mejor Entrenador de 2015. “Y yo, como entrenador, junto con Gennady, no estoy dispuesto a darle ninguna libra de ventaja a esa diva, porque ´Canelo´actúa como una diva”.

Sánchez expresó que el documento firmado por ambas partes ante el CMB establece que si ´Canelo´no  ratifica la pelea obligatoria ante Golovkin en un plazo de 15 días posterior a su combate versus el inglés Khan, será despojado de la corona y el kazajo será elevado a “campeón absoluto”.

“Hay una orden (del CMB) de la cual tengo copia y fue rubricada por todas las partes involucradas”, dijo Sánchez al programa radial “Sobre las cuerdas”. “El documento es claro en que ellos tienen 15 días para comunicar si desean la pelea o no. Entonces ambas partes disponen de otros 30 días para discutir los términos del enfrentamiento”.

Precisó que si no existe un acuerdo en las negociaciones bilaterales, entonces habrá una subasta pública, dentro de las reglas del CMB, que definirá el ofrecimiento mínimo, la repartición de las ganancias para cada peleador y algunos otros asuntos generales, porque los detalles organizativos correrán a cuenta de la promotora que resulte ganadora de la puja.

Con 33 años, Golovkin, nacido en Kazajastán y radicado en Los Angeles, California, se encuentre imbatido en 34 combates, 31 de ellos finalizados por la vía del cloroformo y los últimos 21 en forma consecutiva. Exhibe los títulos de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y los “regulares” de la Federación Internacional (FIB) y la Organización Mundial (OIB).

¿Pelearán Canelo Alvarez y Gennady Golovkin? Después de observar las posiciones irreconciliables de ambas partes, estoy totalmente convencido que el grupo del mexicano utilizará todos los subterfugios posibles para evitar el enfrentamiento. Porque un revés de Canelo por la vía de los puños -algo totalmente probable-, de seguro echaría por tierra la carrera del mexicano. Y ninguno de sus manejadores tiene en mente exponerlo a un riesgo con consecuencias económicas catastróficas.

Ojalá me equivoque.

Comenta sobre este articulo