Baby Arizmendi Boxeador 00e9f

Al medio día del 9 de enero de 1932 Cuando el campeón mundial de peso pluma el estadounidense Christopher “Bat” Battalino acudió a la ceremonia del pesaje para la defensa de su corona ante su compatriota Lew Fildman, que tendría lugar en el Madison Square Garden (MSG) de Nueva York, detuvo la romana en 135 ¾ libras, desatando un escándalo entre los presentes en el recinto. El límite de la división de los plumas es de 126 libras y se había pasado casi por diez.

Battalino se excusó alegando una lesión en su pierna que le impidió entrenar y por ende bajar de peso en la última semana, e incluso llevó a su médico particular para que intercediera por él. Pero la Comisión Atlética del Estado de Nueva York (NYSAC, por sus siglas en inglés) fue implacable. No era la primera vez que fallaba en la báscula, un mes atrás para su pleito contra el ligero Al Singer se pasó por media libra.

Existía otra regla en Nueva York, un campeón vigente no podía realizar peleas fuera de título dentro del Estado y con Singer se hizo una excepción, porque días antes se tuvo que descartar al retador en turno, el cubano Eligio Sardiñas “Kid Chocolate”, al éste enfrentar problemas legales que le impedían cumplir con el compromiso.

Fildman se negó a participar en la justa y el promotor del MSG Jimmy Johnson fue incapaz de encontrar un rival que aceptara contender en tales desventajas. Por lo que los miembros de la Comisión decretaron la cancelación de la cartelera completa y a partir de ese día Christopher Battalino dejó de ser monarca del mundo.

La Asociación Nacional de Boxeo (NBA, por sus siglas en inglés) aceptó el informe del médico de Battalino y lo mantuvo como su soberano. Pero si en su próximo match volvía a fallar en la escala, le retirarían su apoyo.

La NBA era una organización que gobernaba en varios países de América Latina, de Europa y en la mayoría de los Estados de la Unión Americana, con excepción de California, Pensilvania, Chicago y Nueva York. El “Bat” sólo fue desconocido en Nueva York. El resto de los Estados no afiliados se mantuvieron en el mismo canal de la Asociación.

El día 27 del mismo mes “Battling” Battalino lo volvió a hacer, esta vez en su choque titular con el zurdo afro-estadounidense Freddie Miller,  pesando 129 ¾ libras. La Comisión de Cincinnati, la cual estaba sancionando el careo que tendría lugar en la Music Hall Arena de esa misma ciudad, le retiró su reconocimiento como campeón y la corona solo estaría en juego para Miller. La NBA respaldó la decisión y el cinturón mundial quedó vacante.

La pelea se desarrolló esa misma noche y sólo duró tres rounds. El réferi la declaró nula por encontrar anomalías en el desarrollo de la misma y bajó a los dos boxeadores del ring.

Battalino, que había vencido a Miller años atrás, se dejó caer al comienzo del tercer asalto al recibir un golpe “suave” a la quijada y tras reincorporarse y regresar a las acciones, se tiró otro clavado sin recibir golpe aparente. El árbitro lo ayudó a levantarse y pidió acción, pero el ex-campeón continuó con la guardia abajo. En ese instante decidió parar la contienda y descalificar a ambos pugilistas.

Aunque existían intereses contractuales entre los manejadores de los dos peleadores, el tongo nunca se confirmó. “Battling” alegó que el corte de peso lo debilitó y Miller trató en vano de convencer a los funcionarios de la Comisión para que se revirtiera el resultado y lo declararan triunfador. Pero el bochornoso espectáculo trajo como consecuencia algo peor, una multa de $ 5 mil dólares y una suspensión del boxeo de forma indefinida para Battalino.

Al quedar vacante la correa universal, la Asociación armó un torneo para encontrar al siguiente jerarca de la categoría de los plumas y el 26 de mayo en Detroit, Michigan, el estadounidense Tommy Paul se convirtió en el nuevo monarca del orbe derrotando por decisión en quince rounds al portugués Johnny Pena.

Nueva York y Pensilvania, que para esas fechas trabajaban en conjunto, no reconocieron a Paul como soberano y mantuvieron desierto el título.

El 16 de septiembre en México, el púgil tamaulipeco Alberto “Baby” Arizmendi venció por decisión en diez rounds a Tommy Paul, pero la NBA no respaldó la pelea. Arizmendi acudió a la Comisión de Boxeo de California para reclamar el campeonato y encontró eco en su petición.

Pero simultáneamente la Comisión de Nueva York anunció que el 13 de octubre en el Madison Square Garden el cubano Kid Chocolate y el local Lou Feldman discutirían la corona vacante. La Comisión de California se rehusó a darle su aval al ganador y nombró campeón mundial a Arizmendi. Fue así como se sancionó el combate a diez rounds entre el púgil mexicano y el ruso-estadounidense Newsboy Brown, el cual tuvo lugar el 18 de octubre de ese mismo año, como de título mundial.

Eligio Sardiñas y “Baby” Arizmendi ganaron sus respectivos cotejos y en un lapso de cinco días la división de peso pluma pasó de tener uno a tres monarcas vigentes.

California y Nueva York se podían permitir ser independientes de la NBA. Las entradas de dinero que obtenían por sancionar carteleras eran bastante cuantiosas y ello les daba autonomía económica.

A principios del siglo XX, la NYSAC monopolizó las fajas del mundo en Estados Unidos y precisamente por esas circunstancias se creó en 1921 la NBA, hoy llamada Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Y si bien tardaron varios años en obtener fuerza suficiente como para que sus campeonatos tuvieran validez, lograron contrarrestar el monopolio 

A pesar de que la Asociación anexaba año con año más Comisiones locales y Nacionales a su cuerpo de gobierno, Nueva York tuvo completa independencia. Y fue hasta 1963, cuando se conforma el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que finalmente dejaron de ser en una organización que poseía sus propios cinturones mundiales.

Dos décadas antes, California se alineó a la Asociación, aunque hubo una breve escisión en 1960 que duraría un par de años. Cabe aclarar que no siempre hubo discrepancias entre las tres entidades citadas, pues a menudo reconocieron a los mismos campeones. Ahí está el caso de “Battling” Battalino.

El 28 de febrero de 1933 en el Olympic Auditorium de Los Ángeles, Alberto Arizmendi fracasaría en su intento de agenciarse la corona pluma de la NBA, cayendo por decisión en diez rounds ante su entonces poseedor Freddie Miller.

El 30 de agosto de 1934 en Nueva York, en la final del torneo de peso pluma organizado por la NYSAC, Arizmendi se coronó monarca del orbe dándole una paliza al estadounidense Mike Belloise. Reinó durante dos años sin exponer el cinto hasta que finalmente lo desconocieron. En 1936 Nueva York le otorgó la presea a Belloise.

Un año después Henry Armstrong logró unificar todas las coronas y se convirtió en soberano absoluto de los plumas. Pero para llegar a esas latitudes tuvo que vencer a Arizmendi, a Belloise y finalmente a Petey Sarron.

La fecha exacta en el que el MSG vio emerger al monarca unificado fue el 29 de octubre de 1937 y tuvieron que pasar casi cinco años para que la división de las 126 libras volviera a tener a un solo jerarca, aunque el título estuvo concentrado en una sola persona por muy poco tiempo.

Hoy como ayer, la diversidad de cinturones mundiales hace difícil que un solo peleador reine en forma absoluta. Pero ello no significa que los poseedores de fajines vigentes tengan menor valía que alguien que unifique la totalidad de los mismos. Ya que con mucho sacrificio los boxeadores se ganan estos reconocimientos y cada vez que se calzan los guantes y se suben al ring, arriesgan el físico e incluso la vida.

Ser campeón lineal, interino, regular, súper, en propiedad, plata, diamante, esmeralda, rubí, ónix, platino, cobre o lata, siempre que sea mundial, te garantiza el mismo valor que el de un absoluto. En cualquier caso, los peleadores son los menos culpables de la prostitución de los actuales cuatro entes sancionadores.

Alberto “Baby” Arizmendi fue el primer mexicano en ceñirse un cinturón universal y además fue doble campeón. Primero de California y luego de Nueva York. Y México lo reconoció como tal en las dos ocasiones.

¿Podrá usted mencionar al último campeonato absoluto del boxeo? Le daré una pista, esa especie tarda varios años en gestarse y una vez que nace su estimación de vida es de meses. El último dejó de existir hace más de una década y vivió pocos días entre nosotros.

Comenta sobre este articulo