Alejandre Tigre Jimenez Campeona 1bdc3

Las tarjetas de los jueces reflejaron lo que sucedió en el ring: no hubo una clara superioridad de ninguna de las dos contendoras, y la pelea se resolvió por decisión mayoritaria, en estrecho margen, a favor de la retadora al cinturón peso pesado (>200Lb/ >90.8Kg) del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Alejandra “La Tigre” Jiménez, ante la campeona, la estadounidense de origen mexicano Martha “The Shadow” (La Sombra) Salazar.

En el pesaje oficial, Salazar detuvo la báscula en 238.8Lb/108.3Kg, y la retadora “La Tigre” Jiménez, marcó 225Lb/102Kg.

La histórica velada en que por primera se disputaba en México una corona de peso pesado, se llevó a cabo en el Complejo del Hotel Oasis, en Cancún, Quintana Roo, el pasado 18 de marzo de 2016. Como invitados de honor estuvieron presentes el ex campeón mundial Julio César Chávez y el presidente del CMB, don Mauricio Sulaimán.

El escenario estuvo lleno a reventar de un público que animaba sin cesar a “La Tigre”, coreando “México, México” y “Vamos Tigre” durante todo el encuentro.

Vea aquí este video sobre la pelea  

Fue la campeona la que presionó el combate desde el principio. Tenía que buscar la pelea en corto para lograr conectar sus mejores golpes, debido a su menor estatura y alcance de brazos, insistiendo con el recto de izquierda y el gancho de derecha, que le entró casi siempre al rostro a la retadora, hasta abollarle el ojo izquierdo y dejárselo casi cerrado.

“La Tigre” Jiménez mostró una mayor movilidad, desplazándose por el centro del ring alrededor de Salazar, quien muy pausada la seguía lanzando golpes sin preocuparse mucho por los de la retadora, como si fueran molestos mosquitos zumbando en sus oídos. La retadora mexicana basó su estrategia en combinaciones de jabs y rectos al rostro, aunque también logró conectar buenos upper cuts y ganchos que no hicieron mayor daño a Salazar.

Si bien Salazar pudo haber lanzado más dardos que Jiménez, muchos quedaban en los guantes o se perdían rozando las orejas de “La Tigre”, mientras que los de ella tenían más efectividad. Fue un combate intenso donde ninguna retrocedió, no hubo mucho amarre y el público se entusiasmó con las acciones de las pugilistas.

Luego de la campanada final, la jueza Esther López, de EE.UU. dio un puntaje de 96 a 94, a favor de Jiménez. Jesús Arias, de México, marcó en su tarjeta 98 a 93 para Jiménez, y el estadounidense Fernando Barbosa señaló un empate 95 a 95, y de esa forma, “La Tigre” Jiménez entró a la historia como la primera campeona mundial azteca.  Aunque Martha Salazar nació Ocotlán, Jalisco, reside en California, EE.UU. desde muy niña, habiendo adoptado la nacionalidad estadounidense y realizado toda su carrera en ese país.

Una vez que se hubo ceñido el cinturón del CMB, la nueva campeona mundial manifestó que “el apoyo de la gente fue crucial, el escucharlos, saber que aquí estaba mi familia. Hubo mucha gente que me dijo que no se podía, yo les probé que todo se puede.  Es un orgullo escribir una página de la historia de México. Me sentí bien de condición, aunque hay que mejorar muchas cosas. Me entraron los nervios por el compromiso tan fuerte que tenía encima”.

Sobre Salazar dijo que “le doy la revancha cuando guste, quiero defender el cinturón y estaré lista cuando diga mi promotor”. Su foja queda ahora con 6 combates realizados sin conocer la derrota, 4 de ellos resueltos por la vía del cloroformo.

Por su parte, la ahora ex campeona manifestó que “yo me siento bien, tranquila. Pensé que había ganado aunque fuera por un punto. Sí estuvo un poco cerrada la pelea. Los últimos tres rounds yo tiré un poco más de golpes. Vi que ella estaba un poco cansada, estaba sangrando por la boca y respiraba con la boca abierta.

De la pegada de “La Tigre” comentó que “Me agarró bien con unos cuantos jabs, pero no tiene poder, no me hizo nada.  Yo le llegué bien con mi gancho de izquierda, el ojo lo tiene todo lastimado y estaba sangrando por la boca.  A lo mejor no tiré suficientes golpes, pensé que le estaba ganando con los golpes duros que le estaba tirando”. Sobre el futuro, comentó que “le pedí la revancha, vamos a regresar y voy a recuperar mi corona”.   El palmarés de “The Shadow” es de 18 encuentros, con 13 triunfos (3KO) y 5 derrotas.