Deontay Wilder vs Alexander Povetkin 123ba

Después de complejas y secretas negociaciones, finalmente el estadounidense Deontay Wilder expondrá la corona pesada del Consejo Mundial (CMB) ante el ruso Alexander Povetkin, el 21 de mayo, en la Megasport Arena, de Rusia.

El también ruso Andrey Ryabinski, promotor de Povetkin, dio a conocer el lugar del pleito a través de las redes sociales. Semanas atrás Ryabinski había ganado la subasta para organizar el enfrentamiento con una oferta de 7,15 millones de dólares. Y desde entonces ha mantenido un secretismo casi total a los detalles del combate.

Fuentes cercanas a la mesa de negociación aseguraban que había gran interés para que los dos púgiles chocaran en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, instalación cuyo propietario es el ruso Mijail Prokhorov y que Povetkin aceptaba como positiva para el desarrollo de su carrera.

Las conversaciones entre Lou DiBella (Povetkin) y Ryabinski comenzaron incluso antes que “El Bombardero de Bronce” Wilder (36-0-0, 35 KOs) triunfara por nocaut en el noveno asalto ante el zurdo polaco Artur Szpilka, el 16 de enero, precisamente en el Barclays Center, donde el ganador hizo la tercera defensa exitosa del cetro, conquistado un año antes ante el haitiano Bermane “B-Ware” Stiverne, en Las Vegas.

 “He estado esperando a Povetkin durante mucho tiempo y estoy interesado en pelear contra él”, dijo Wilder al conocer la sede del enfrentamiento. “Estoy súper confiado en esa pelea y me siento muy a gusto en que sea mi próximo rival”.

Tras el triunfo de Wilder frente a Szpilka ocurrió un espectáculo circense protagonizado por el mastodonte inglés Tyson Fury, quien escaló el cuadrilátero y retó a Wilder, con el propósito de unificar la corona del norteño, con la de súper campeón de la Asociación Mundial (AMB) y de la Organización Mundial (OMB), que arrebató al ucraniano Wladimir Klitschko, el 28 de noviembre, en Dusseldorf, Alemania.

En busca de respaldo mediático y a sabiendas que el combate entre Wilder y Szpilka se transmitía por televisión nacional, Fury (25-0-0, 18 KOs) interrumpió la entrevista al ganador y le gritó muy cerca de su cara: “Tú sabes que no le tengo miedo a nadie. Cuando quieras, donde quieras y en cualquier momento aquí estoy Wilder”.

Aunque de momento estuvo contrariado por la intromisión, que permitieron los organizadores del cartel, Wilder le respondió enérgico a Fury: “Sabemos que no eres un boxeador de verdad. Esto no es lucha libre y te prometo que cuando subas al ring conmigo te voy a bautizar porque hablas como un predicador”.

Como parte del libreto preconcebido por Fury, en aparente disgusto se quitó el chaleco y la corbata y los tiró sobre el cuadrilátero, al tiempo que intentaba acercarse nuevamente a Wilder para intercambiar nuevas ofensas, pero en esa ocasión los promotores no se lo permitieron.

Pero la pelea entre Wilder y Fury no podrá efectuarse en forma inmediata, pues ambos tienen compromisos ineludibles, señalados por las respectivas organizaciones en la poseen la corona.

Con la mirada puesta en una elevada bolsa, que seguro recibirá, Fury aceptó la revancha ante Klitschko, en una fecha entre abril y junio, y lugar por definir.

Campeón de los Juegos Olímpicos de Atenas-2004, Povetkin suma cuatro triunfos en línea por la vía del sueño frente a Mariusz Wach, Mike Pérez, Carlos Takam y Manuel Charr, después de sucumbir ante el menor de los Klitschko, en octubre de 2013, en Moscú, la capital rusa.

Al referirse a la ventaja en estatura de Wilder (6,7 pies por 6,2), Povetkin reconoció que “va a ser muy difícil e incómodo, pero vamos a utilizar la táctica adecuada y buscaré golpear adentro”, dijo a ESPNDeportes. “Es un buen peleador con un golpe fuerte, (no obstante) estoy centrado en la pelea y preparándome para ello”.

Comenta sobre este articulo