Roman Gonzalez Entrena Costa Rica 8637f

El nicaragüense, Román “Chocolatito” González, tres veces campeón mundial, considerado actualmente el mejor boxeador libra por libra del mundo, tiene una cita el próximo 23 de abril de 2016 para exponer su cinturón peso mosca (112Lb/50.8Kg) del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), ante el retador puertorriqueño McWilliams Arroyo, en el Foro de Inglewood, en California.

En vista de que es un ídolo en su país natal, y la gente lo busca y lo sigue dondequiera que va, se le hace difícil mantener la concentración en la preparación del combate, y a que en Estados Unidos se le complica encontrar sparrings, debido a que los norteamericanos generalmente son mucho más grandes y pesados, el “Chocolatito” parece haber encontrado el lugar perfecto para instalar su campamento y realizar la mejor preparación para su combate.

Fightclub Center c033f

Un gimnasio ubicado en El Alto de las Palomas, un suburbio a 17 kms al oeste de la capital, San José, Costa Rica, con todo el equipo y las comodidades que pudiera necesitar el campeón para realizar su preparación óptima, sedujo al equipo del Chocolatito. El Fight Club, estratégicamente ubicado en un retirado y muy tranquilo barrio residencial, ofrece todas las facilidades para ejercicios en el gimnasio, además de guanteo y sparrings.

El equipo de trabajo del “Chocolatito” González está conformado por su entrenador, Arnulfo Obando, su papá, don Luis Alberto González, como asistente, Wilmer Hernández, como preparador físico, y los sparrings Henry Maldonado (súper mosca), Félix “El Gemelo” Alvarado, quien ya ha disputado dos campeonatos mundiales, y Keyvin Lara, actual campeón latino peso mosca del CMB.

Al no ser el boxeo un deporte muy popular en Costa Rica, el “Chocolatito” tiene la ventaja de entrenar en forma casi anónima, sin interrupciones ni distracciones. “Ni siquiera los medios de comunicación han venido a pedirnos entrevistas”, comentó en forma jocosa el entrenador Obando.

Pero no solo eso persuadió al equipo del Chocolatito, sino que a solo 7 kms de ahí se encuentra el lugar ideal para realizar una excelente preparación física, la Reserva Natural Cerros de Escazú, donde está situado el Parque Eólico del Valle Central, en lo cima de los cerros Pacacua y Tacacorí, a 1.600 mts. sobre el nivel del mar.

Roman Gonzalez Entrena Costa Rica 2 460c8

El acceso al parque eólico, conocido como “las eólicas”, es tan empinado, que los autos sufren recalentamiento del motor y hay que saber manejar de bajada, porque es muy posible que termine volcado a la orilla del camino. Es una cuesta para romperle las piernas y fundir a cualquiera. Todo combinado con una espectacular vista del Valle Central de Costa Rica, un clima ventoso y frío y un aire puro de montaña.

La rutina del Chocolatito es levantarse al despuntar el sol para ir a correr a “las eólicas”.  Luego descansa, almuerza, y temprano por la tarde está metido de lleno en el gimnasio, completando su preparación bajo la guía de su papá y de su entrenador Obando.

Roman Gonzalez Entrena Costa Rica 4 6e5a1

Es impresionante la concentración del campeón en cada movimiento que hace. Se desconecta de la gente, del ruido, y se enfoca solamente en lo que está haciendo. Pareciera que nada lo puede distraer. Cada golpe que da al saco, a la pera, a la guanteleta de su entrenador, cada paso que da, está meditado, y solo lo interrumpe para que su papá le seque el rostro bañado en sudor, y le dé un trago de agua.

Esta es la segunda ocasión que el “Team Chocolatito” llega a realizar la preparación en Costa Rica. El entrenador Obando comenta que lo hicieron para la defensa ante Brian Viloria y les dio excelentes resultados.  “Luego de la pelea, todos querían saber dónde habíamos hecho el campamento, porque vieron que el Chocolatito estaba en excelente forma física”, dijo.

Ernesto Sandoval, dueño del Fight Club donde entrena el campeón mundial contó que “para la pelea ante Viloria les hicimos una propuesta bastante completa y ellos vinieron y vieron todas las facilidades que había y lo aceptaron. Se les ha tratado de dar todo lo que necesiten hasta el último detalle, y están contentos. Yo estoy muy agradecido que hayan confiado en nosotros, y esperamos que otros boxeadores también vengan a conocer y a prepararse aquí”. 

Comenta sobre este articulo