Manny Gano Bradley 3 Retiro e0f67

Manny Pacquiao no es el emperador Julio César. Pero la casi totalidad de los medios de Estados Unidos coinciden en que el astro tagalo tuvo una actuación ante Timothy Bradley Jr. que se asemeja a la alocución del romano ante el Senado de su país después de la batalla de Zela: “Vine, vi y vencí”.

En el tercer duelo de la trilogía, “Pac-Man” Pacquiao llegó a Las Vegas, vio a más de 14 mil fanáticos reunidos en el lujoso hotel y casino MGM Grand, de Las Vegas, y venció con una soberana demostración a  “La Tormenta del Desierto” Bradley, quien fue incapaz de neutralizar la velocidad, pegada y desplazamientos del asiático.

Al conquistar un convincente e inobjetable triunfo unánime, Pacquiao dejó cierta nostalgia por el posible retiro, pues evidenció que le queda abundante pólvora en sus puños para continuar brillando en el boxeo de paga.

“Con una multitud rugiendo por los golpes conectados por Pacquiao, el guerrero filipino derribó en par de ocasiones a Bradley, en ruta a una victoria unánime la noche del sábado”, señaló el USA Today, al referirse al pleito. “Si fue el combate de despedida del seguro Salón de la Fama, en el enfrentamiento puso los números que le otorgaron el triunfo”.

Bradley Jr. (33-2-1, 13 KOs) había derrotado a Pacquiao (58-6-2, 38 KOs) por controvertido fallo dividido en el primero de los pleitos, disputado en junio de 2012, donde se adueñó de la corona welter de la Organización Mundial (OMB).

Veintidós meses más tarde, Pacquiao recuperó el cinturón con un magistral desenvolvimiento,  que recibió votación unánime de los oficiales y significó el primer fracaso de Bradley Jr. en las filas rentadas.

El influyente diario reconoce que nadie puede cuestionar el razonamiento de Pacquiao, ahora con 37 años, de dedicarle más tiempo a su familia y luchar por un asiento en el Senado de su natal Filipinas, una carrera política a la que ha intentado vincularse durante años y ahora está empezando a tomar en serio.

La agencia estadounidense AP también se hizo eco de lo acontecido sobre el cuadrilátero en la Ciudad del Pecado: “Manny Pacquiao le demostró al mundo que todavía le queda espacio en el boxeo rentado”.

El diario Las Vegas Journal escribió que “despues de enfrentarse por tercera y última vez a Timothy Bradley y ganar de manera convincente, Pacquiao expresó que se va del boxeo con la cabeza bien alta y se cumple su sueño de retirarse con un triunfo”.

Y en coincidencia con los medios de prensa, el derrotado Timothy Bradley Jr. reconoció la labor de su victimario: “Manny es muy rápido, explosivo y resulta difícil juzgar sus acciones, pues posee todavía enormes reflejos. Él ganó la pelea y le tengo mucho respeto”.

Comenta sobre este articulo