Nick Blackwell hospital cbc3a

El inglés Nick Blackwell tomó una sabia decisión: abandonar definitivamente el boxeo después de sufrir una hemorragia cerebral y permanecer en coma varios días, tras un revés frente a Chris Eubank Jr., el 27 de marzo, en la Wembley Arena, de Londres.

“Terminó. No puedo hacer revivir eso a mis amigos, a mi familia y a mí mismo”, respondió Blackwell en su cuenta de Twitter a la pregunta de si consideraba regresar algún día al cuadrilátero. “Pero seguirá ligado (al boxeo)”.

Durante la tercera defensa de la faja británica de la división mediana, Blackwell, de 25 años, recibió una fuerte golpiza de parte de Eubank Jr., que a la altura del décimo asalto lo tenía con la nariz ensangrentada y una gran inflamación sobre el ojo izquierdo, que obligó al árbitro Víctor Loughlin a solicitar los servicios del médico, quien ordenó finalizar las acciones, debido a que Blackwell no tenía visión en el ojo afectado.

Casi de inmediato de llegar a su esquina y decretarse a Eubank Jr. como ganador, Blackwell se desplomó, fue preciso aplicarle oxígeno y trasladarlo en camilla a un hospital, donde lo colocaron en un coma inducido, ya que tenía inflamación en el cerebro, pero los galenos no estimaron necesario una intervención quirúrgica.

“No sufrió hipoxia (falta de oxígeno en el cerebro) y fue inducido al coma para aminorar la hemorragia”, dijo Robert Smith, secretario general de la Federación Británica de boxeo, al informar lo que le explicaron los especialistas que atendieron a Blackwell. “Es un procedimiento normal. Debemos esperar que baje la inflamación del cerebro, aunque no se sabe cuánto puede durar  eso”.

Horas después, a través de las redes sociales, Eubank Jr. mostró su pesar y solidaridad con Blackwell: “Hiciste una gran pelea y demostraste ser un verdadero guerrero. Te deseo una pronta recuperación y un rápido ingreso al ring”.

De acuerdo con los presentes, Blackwell salvó la vida gracias a las orientaciones del padre de Chris Eubank Jr., quien le dijo a su hijo durante uno de los descansos, que dejara de golpear a su rival en la cabeza y se concentrara en el abdomen.

“Si  continúa de pie y tú sigues golpeándole así, le vas a hacer daño”, dijo el ex campeón mundial mediano y súper mediano Chris Eubank padre. “Así que no vas a pegarle en la cara, vas a golpearle en el cuerpo”.

Muchos de los que observaron el enfrentamiento criticaron al árbitro Loughlin por permitir que se extendiera el castigo de Eubank Jr. sobre Blackwell, quien demostró gran coraje, pero a riesgo de un trauma cerebral innecesario.

El pasado sábado 16 de abril, después que a Blackwell le retiraron los sedantes y se encontraba en franca recuperación junto a su familia, recibió un mensaje de Eubank Jr. en el que su victimario le pedía no guardarle rencor por lo sucedido.

Y la respuesta de Blackwell no se hizo esperar: “Hola hermanito, nada de rencor, los dos hacíamos nuestro trabajo y lo que pasó es una desgracia, espero que te vaya bien campeón”.